La fiesta y la motivación del modesto Mladost

Por  14:35 h.

Para el Mladost es quizá el partido más importante de su historia. Llega el bicampeón de la UEFA y la directiva quiere ver el estadio Pod Goricom lleno. Es una oportunidad en la capital montenegrina para ver fútbol de primer nivel, que no sea el de la selección, y los jugadores están motivados y se sienten más que optimistas de cara al partido contra el Sevilla, pese a que la eliminatoria está prácticamente sentenciada con el 3-0 de la ida.

"Esperamos jugar todos y cada uno al máximo nivel y ofrecer el mejor juego posible. El Sevilla mostró en la ida mucha clase, y si jugamos mal, perderemos con contundencia. Sin embargo, no pensamos de esa forma, en todos nosotros hay anhelo de jugar y el ambiente es óptimo", asegura el defensa del Mladost Aleksandar Sofranac.

Según la edición digital del diario Vijesti, Sofranac explica que en los entrenamientos el equipo "se ha centrado en la táctica" y que ha habido poco tiempo para trabajar más el aparatado físico. Afirma que la tarea primordial de su equipo "será neutralizar al capitán del Sevilla, Ivan Rakitic", cuyo juego "brillante" fue la causa principal de la derrota del Mladost en la capital hispalense.