La guía de Cardiff de Juan Cala

El exfutbolista del Sevilla repasa con ABC los encantos de la capital galesa

Por  23:54 h.

 Juan Cala acaba de llegar de entrenarse y se acomoda en un bar cercano a su casa, en The Hayes, para departir con ABC sobre una de sus pasiones, el Sevilla. Pide un café en un perfecto inglés y comienza preguntando.

-¿Cuántos aficionados se esperan que lleguen?

-Dijo el presidente, José Castro, que algo más de 3.000.

-Está bien, ¿no? También hay que tener en cuenta que no es un viaje tan cercano. En el vestuario estuve hablando con algunos compañeros sobre la fuerza que tiene el sevillismo para estas cosas.

Usted, de hecho, fue a Turín como hincha.

-¡Uff! Eso fue impresionante. Creo que nunca había terminado un partido tan cansado. Me inquietaba que la gente pudiera pensar que me había pegado una fiesta impresionante y que me lo había bebido todo (se ríe), pero mi carita, entre medio mareado y hecho polvo por el viaje, era para verla cuando ya nos fuimos de vuelta a Sevilla. ¡Es que el día antes estuve hasta las dos de la madrugada con la prueba del menú de la boda! Tuvimos que irnos al aeropuerto a las cinco, luego toda la emoción y cómo acabó el partido, con el miedo metido en el cuerpo. Fue tremendo.

Con esta final no se puede quejar. La juegan en su nueva casa.

-¡Qué casualidad! Ya tengo la entrada comprada. Muchos amigos y familiares van a venir, lo que hace aún que todo sea mucho más especial.

-¿Cómo es Cardiff?

-Es una ciudad relativamente pequeña. Viven 300.000 personas y lo que más me ha sorprendido es que hay mucha vida en la calle. En eso se parecen a nosotros. Yo vivo al lado de dónde han puesto la Fan-Zone del Sevilla (señala fuera del bar) y ahí hay gente todos los días. Hay hasta que reservar mesa en algunos restaurantes. Los fines de semana es impresionante. Lo malo es el clima.

-¿Qué le decimos a los aficionados que viajen hoy o mañana hasta aquí, que se traigan abrigo?

-Durante el día no hace falta. Pero por la noche sí refresca un poquito. Hombre, tampoco creo yo que haga falta atraerse un chaquetón de esos que se usan en invierno. El clima ahora aquí se puede parecer un poco al que podemos tener nosotros en otoño. Con una rebequita o un jersey se está de lujo. Eso sí, otra cosa es la lluvia. Aparece y desaparece. Incluso en verano.

-¿Y para comer, dónde le aconsejamos que vayan?

-Hay muchos sitios. A mí me gusta La Tasca, con comida española; también me gusta La Bodega. Otro que está muy bien es uno brasileño que está en el centro. Pagas 25 libras y te ponen muchos tipos de carnes. El Jamie´s Italian es otro que merece la pena visitar.

-Hablando de visitar, ¿qué lugares merece la pena ver?

-Supongo que la mayoría de los aficionados vendrán para un día, por lo que yo recomendaría que fueran directamente a la Fan-Zone. Está en pleno centro y hay cientos de tiendas, bares, restaurantes; en definitiva, de todo. Los que estén más tiempo podían ir a Cardiff Bay. En menos de diez minutos en coche se llega. Es la bahía, muy conocida aquí. Y han hecho una especie de playa.

-¿Ya se ha bañado en la bahía?

-No, no. Pero sí que hay gente que va. Yo he preferido visitar sólo algún restaurante que hay en la zona (se ríe).

-¿Es caro Cardiff?

-Pues… de las ciudades británicas, es de las más baratas.

Por ejemplo, ¿cuánto vale el café que nos estamos tomando?

-(Mira la carta de precios). Una libra y media, que al cambio puede ser unos 1,8 euros.

Pues sí. No es tan caro como Londres.

-Claro, claro. No tiene nada que ver. Mire, una cerveza aquí (vuelve a mirar) vale dos libras; una copa, cuatro o cinco. El cambio de libras a euros es lo que nos hace un poco de daño. Pero los precios no son tan desorbitados como en otras ciudades. Esta es una ciudad universitaria y supongo que también afecta en este sentido. Pondrán los precios acordes a la economía de un estudiante.

¿Cómo es su día a día en Cardiff?

-Desayuno y como en la ciudad deportiva, por lo que buena parte del día la paso con los compañeros.

-¿Hay algún Coke?

-(Se ríe). Como Coke no hay nadie en ningún lugar del mundo.

-Me parece entonces complicado que en el vestuario del Cardiff suene Raffaella Carra. ¿Correcto?

-(Se vuelve a reír). Una vez, viniendo de jugar un partido, me vine arriba y puse un CD en el autobús con música española. ¡Casi me matan!

-¿Qué puso?

-Creo que era Alejandro Sanz. Empezaron a abuchearme. Así que mejor ya no pongo más la música. Aquí gusta más la black music, Creo que se dice así. El ambiente, eso sí, es muy bueno. Pero no tiene nada que ver con lo que yo viví en el Sevilla. Nunca encontré un vestuario como el nuestro. Yo creo, de verdad, que esa fue la clave del crecimiento.

-Lo malo son las dificultades económicas que tienen los clubes parar seguir creciendo. ¿No le parece?

-¿A qué se refiere?

-El Sevilla se ha tenido que desprender de su mejor jugador, Rakitic, y el Madrid, por ejemplo, se ha gastado casi 80 millones en un sólo jugador.

-Sí, sí. Eso es una falta de todo. Una falta de competitividad tremenda. Mire, aquí, por poner un ejemplo, el Queens Park Rangers, que acaba de ascender a la Premier, ha firmado por 15 millones de euros, unos 19 millones de euros, a un central y un mediapunta. Ahora me pregunto yo. ¿Usted cree que el Córdoba, que también acaba de ascender, se puede gastar eso?

-¿Y qué se puede hacer?

-Los modelos están. Que miren a la Premier, a la Bundesliga. Cuando algo funciona lo mejor es fijarse, ¿no?

-¿Puede este Sevilla ganar al Madrid?

-Esa es otra historia. Claro que puede. A un partido, por supuesto. Pero en la regularidad de 38 partidos cómo vas a competir de igual a igual. No es normal. Pero ahora mejor olvidarse de eso y centrarse en la Supercopa, ¿no? ¿Quiere otro café y seguimos hablando…?

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (Jefe de Deportes de ABC Sevilla). Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). #ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
@Alex_Pozo9 me alegro mucho por ti... Sigue igual. Abrazo - 2 días ago