El consejo de Administración del Sevilla FC, en la junta de accionistas (Foto: JUAN FLORES)
El consejo de Administración del Sevilla FC, en la junta de accionistas (Foto: JUAN FLORES)

La hoja de ruta del Sevilla FC 2024

El club de Nervión presentó ayer en la junta el plan estratégico para los cinco próximos años; el presupuesto de esta temporada es de 215 millones

Por  9:43 h.

Un plan a cinco años, la escenificación del «gran pacto», un presupuesto de 215 millones para la temporada 2019-20, la retribución del consejo, la modificación en los estatutos para que el estadio y la ciudad deportiva pasen a ser considerados como «activos esenciales» y la aprobación de las cuentas del ejercicio 2018-19. Este puede ser, a grandes rasgos, el resumen de la junta de accionistas del Sevilla FC celebrada ayer en el hotel Lebreros por espacio de cinco horas y que comenzó con el presidente, José Castro, hablando de un proyecto para el club con tres pilares fundamentales y que culminó respondiendo a los ruegos y preguntas tras el punto undécimo.

n varias ocasiones, y durante su discurso, el máximo dirigente de la entidad nervionense incidió en la única idea de seguir creciendo y dio las claves del Sevilla ambicioso del futuro. El mensaje fue claro y rotundo. «Las tres vías serán el del ascenso económico con el objetivo de poder sustentar las metas deportivas que se quieran alcanzar; por otro, el de continuar con un crecimiento deportivo por encima de las posibilidades reales que dicta la situación económica de la entidad con respeto a sus competidores, y, por último, el de fomentar la relevancia social del club en el espectro local, nacional e internacional, buscando la expansión de la marca Sevilla FC a todos los niveles», dijo el presidente del Sevilla.

 

 
Posteriormente, le tocaría el turno al director general, José María Cruz para explicar las cuentas del club, unas cifras que serían aprobadas posteriormente por el 95,23% de los accionistas. Cruz, tras la intervención inicial del consejero Rafael Carrión, especificó que la cifra de negocio se cerró en 135 millones, con una «reducción significativa» con respecto a los 163,1 millones del ejercicio anterior. «La explicación de lo sucedido está en que en la 2017-18 se compitió en la Champions League y en la 2018-19 en la Europa League, con un resultado no tan exitoso como en años anteriores ni en lo deportivo ni en lo económico. El diferencial hoy en día entre ambas competiciones es de cuatro teniendo en cuenta éxitos deportivos similares», subrayó Cruz a primera hora de la tarde.
Coste de la plantilla
En cuanto al coste de la plantilla, recalcó del mismo modo también el director general que ha habido un retroceso de los 102 a los 86 millones. «En la 2017-18 aún se incluía a la plantilla del Sevilla Atlético por competir en categoría profesional, algo que ya no ocurrió en la pasada campaña». Por último, y también en materia económica, subrayó Cruz que los beneficios, antes de impuestos han sido de 3,2 millones de euros, que suponen 2,4 millones después de impuestos.
En el punto quinto del orden del día, el consejo de administración del club sevillista presentó un informe de propuesta de presupuesto para la temporada actual, 2019-20, de 215 millones de euros (basado en una cifra de negocio de 149 millones, ingresos por beneficios de traspasos de 61,3 millones, ya obtenidos, y de 4,7 millones por otros ingresos). La citada cifra de negocios de 149 millones (algo superior al del ejercicio anterior de 135) se desglosa en los siguientes puntos: 30 millones por competiciones, 13 millones por abonos y entradas, 84 millones de ingresos por derechos de televisión y 22 millones en marketing y esponsorización.
Ya al final, se aprobaron la propuesta de modificación de los estatutos sociales para la incorporación de un nuevo artículo 18bis en relación con la definición de activos inmobiliarios esenciales, caso de la ciudad deportiva y el estadio Sánchez-Pizjuán, así como la reforma del régimen retributivo de los administradores.
En este último punto, el vicesecretario del consejo, Jesús Arroyo, apuntó que «la dedicación de una sociedad de un volumen de más de 200 millones de euros es intensiva en tiempo y atención especializada en la toma de decisiones. La modalidad basada en participación en beneficios ha sido la única mencionada hasta ahora. Hemos consultado otras políticas retributivas de clubes nacionales e internacionales». Así pues, la renumeración se llevará en base al 1% de los ingresos.

 

 
Al término de la junta, tanto el presidente, Castro, como el director general, Cruz, respondieron algunas preguntas realizadas por varios accionistas, llegándose a poner el punto y final poco antes de las 21.00 horas a la asamblea sevillista, la más tardía que se recuerda en los últimos años. La hoja de ruta del Sevilla 2024 ya ha comenzado.