Sarabia se lamenta en el Sevilla-Eibar (AFP)
Sarabia se lamenta en el Sevilla-Eibar (AFP)

La pitada a Sarabia, su respuesta con gol y asistencia y la lectura de Machín

El madrileño, cuestionado y decisivo

Por  20:31 h.

Extraña situación la que se ha vivido este domingo en el Sánchez-Pizjuán. No sólo por el resultado, pues el Sevilla logró igualar ante el Eibar, con un jugador menos, un partido que perdía por 0-2 en los últimos minutos. Sino también por lo ocurrido con uno de los goleadores: Pablo Sarabia.

El madrileño no estaba cuajando un buen encuentro, como el resto del equipo. Incluso fue cuestionado por la grada en un momento en el que se acercó a la banda creyendo que iba a ser sustituido. Sin embargo, él no era el destinatario del cambio. Carriço fue el elegido para dejar su sitio al joven Bryan Gil. En medio de la confusión lo único cierto fue que Sarabia se llevó la pitada del público.

Paradójicamente, Sarabia no sólo siguió en el campo sino que acabó siendo providencial con una asistencia a Ben Yedder y marcando luego el segundo gol del Sevilla.

Pablo Machín, al término del choque, ofreció su punto de vista: “Primero, respeto mucho la opinión de todo el mundo. El público es soberano y me gustaría ser justo y reconocer todo lo que este futbolista le ha dado al Sevilla… o al menos los números desde que estoy yo. No sé si está desacertado o un poco desacertado. Ha habido división de opiniones y pitos para un jugador que ha corrido, ha llegado, ha defendido, no le puedo pedir más con todo lo que me ha dado”.

También se refirió a la demora por la renovación de Sarabia: “Él es libre de tomarse su tiempo. Está contento aquí. Creo que si el club le ha ofrecido un buen contrato el también se lo ha merecido. Yo mientras rinda como ahora, para mí es de diez. Tiene un año más de contrato, sabemos cómo funciona esto y cada uno tiene que elegir su camino. Espero que renueve por el Sevilla, pero hasta ahora deja todo el club que le paga y espero que siga así”, concluyó Machín.