La prensa catalana dice que M’Bia fue “perdonado” y que Coke “provocó” el alargue del partido

Por  15:58 h.

Muñiz desquició a los sevillistasLa prensa de Barcelona analiza desde diversos prismas el polémico arbitraje de Muñiz Fernández, aunque, en términos generales, no valora como determinante el papel del colegiado asturiano sobre el resultado final del encuentro y se limita a recoger las quejas de los nervionenses. También equilibra los errores del colegiado hacia uno y otro bando e incide en que el Sevilla tendría que haberse quedado muy pronto en inferioridad numérica por la segunda amarilla que Muñiz perdonó a M’Bia. Por otra parte, justifica el alargue del partido más allá de los tres minutos estipulados porque “Coke retrasó el saque de centro tras lograr el gol del empate a dos”.

El Mundo Deportivo explica que “el Sevilla acabó indignado con el arbitraje del colegiado asturiano Muñiz Fernández. Sus jugadores se quejaron de un gol anulado a Cala por un posible empujón a Dani Alves que hubiese supuesto el 1-1 en el minuto 64. Y sí vieron ilegal el 3-2 de Alexis”. Además, este rotativo recalca que “por orden cronológico, el Sevilla pudo quedarse con diez jugadores antes del descanso por el empujón del centrocampista camerunés M’Bia a Neymar, a quien envió contras los paneles luminosos de publicidad desentendiéndose de forma descarada del balón. Sólo hacía doce minutos que había recibido la primera amarilla por meter el codo en el cuello de Neymar en la frontal del área”.

En la última y definitiva jugada del partido, se justifica el tanto de la victoria culé fuera de tiempo de la siguiente firma: “Sobre el hecho de que el gol de Alexis llegara unos segundos más allá de los tres minutos de tiempo añadido mostrados por el cuarto árbitro, también hay que recordar que Coke retrasa el saque de centro tras lograr el 2-2 en el minuto 90 porque se le sube un gemelo”.

En lo que respecta al diario Sport, se reconoce en sus páginas que “Muñiz Fernández cobró un desafortunado protagonismo cuando anuló de forma algo discutible un tanto de Cala”, sin embargo, matiza que “el central se apoyó sobre Alves en su salto y ello bastó para que el colegiado anulase el empate visitante”. Sobre el tercer tanto barcelonista, fuera de tiempo, no se analiza nada.

Por último, La Vanguardia destaca que “el árbitro le perdonó la segunda amarilla a M’Bia al arrollar a Neymar, después los sevillanos estuvieron cerca de anotar un gol cuando Piqué estaba tendido en el área rival y eso indignó al Camp Nou”.