Gallardo es el máximo responsable del primer filial sevillista (Foto: Cristina Gómez)
Gallardo es el máximo responsable del primer filial sevillista (Foto: Cristina Gómez)

La singular contradicción del Sevilla Atlético: gana más a los primeros que a los últimos

Sería líder de la liga si sólo se contasen los partidos ante los seis primeros, pero estaría penúltimo si sólo valieran los disputados ante los seis últimos

Por  19:31 h.

Una semilla del vivero sevillista se plantó en Cartagonova. La primera victoria del Sevilla Atlético en la presente temporada (0-1), ante el actual líder de la categoría, el Cartagena, fue la primera piedra de una muralla que dignifica y mortifica la actuación del filial sevillista en la primera vuelta del Grupo IV de Segunda división B: el equipo de Gallardo es capaz de lo mejor, tumbando a los equipos más fuertes del campeonato, y de lo peor, cayendo derrotado ante los conjuntos situados en la zona baja de la tabla.

La cuenta de Twitter sobre datos especializados de fútbol @StatsSegundaB ha arrojado unas estadísticas contrastadas por Orgullo de Nervión que resultan muy significativas y clarificadoras sobre la dinámica general que arrastra el filial del Sevilla FC una vez han concluido las diecinueve primeras jornadas del campeonato. Y es que analizando una hipotética clasificación en la que se cuentan los seis envites que ha realizado el filial sevillista ante los seis primeros clasificados, el conjunto nervionense sería líder en solitario con diez puntos de dieciocho posibles, teniendo en cuenta que algunos de los clubes adversarios tienen un partido menos al no poder enfrentarse, lógicamente, a sí mismos, al pertenecer a tan lustrosa relación. Diez puntos que nacen de la citada victoria cartaginesa y los celebrados triunfos ante el Córdoba, en el Jesús Navas, y en San Fernando ante el entonces líder isleño del grupo, más allá del casero empate ante el Yeclano Deportivo; ya que no se puntó ante el Marbella ni cuando se jugó frente al Badajoz.

La gran curiosidad de dicha estadística ya sospechada se acrecienta cuando se ve el caso de forma inversa. Si se mirase la tabla en función de cómo han quedado los equipos, en esta primera mitad liguera, ante los seis peor clasificados de la categoría, se observa cómo el Sevilla Atlético quedaría penúltimo en dicha competición, sólo por delante del Algeciras. Una singular contradicción la del filial, que se ha constatado desde las primeras semanas de campeonato, pero que resulta más llamativa viendo de esta forma tan diáfana hasta qué punto debe asumir responsabilidades el equipo sevillista ante los rivales, a priori, menos potentes, y no bajar ni mucho menos la guardia ante la importante ristra de rivales a los que se enfrentará en el inicio de la segunda vuelta. Se trata de hipótesis, por supuesto, y no de realidades. Pero los números en el fútbol, a veces, suelen explicar dinámicas de equipos que están teniendo un comportamiento irregular, como es el claro caso del primer filial sevillista.

Se recuerda que, actualmente, el equipo que dirige Paco Gallardo está en la decimocuarta posición del Grupo IV de Segunda división B, a tan sólo tres puntos de los puestos de descenso a Tercera división. Abrirá su vigésima jornada desplazándose por segunda vez consecutiva a tierras murcianas, tras empatar 2-2 ante el Real Murcia, para medirse al Yeclano Deportivo, uno de los conjuntos en mejor estado de forma de toda la liga de bronce.