Eduardo Arenas, durante una junta de accionistas del Sevilla FC
Eduardo Arenas, durante una junta de accionistas del Sevilla FC

«Las sociedades razonables ven positivo el reparto de dividendos»

El abogado y accionista del Sevilla FC Eduardo Arenas analiza las medidas que medita el club, como el sueldo de los consejeros

Por  4:00 h.

El debate está abierto entre el sevillismo. Por primera vez, el club estudia repartir dividendos entre sus accionistas y profesionalizar determinados puestos ejecutivos del consejo asignándoles un salario. La semana pasada, el órgano de gobierno nervionense formuló las cuentas de la última campaña, las cuales arrojan un beneficio neto de 23 millones de euros. La idea del consejo sería la de repartir una parte de esos beneficios, algo más de 1,5 millones (15 euros por acción), entre todos sus accionistas. La medida, en principio, no tiene un impacto reseñable sobre la buena salud económica del club. Supone estrictamente un 6,5 por ciento de los rendimientos obtenidos por la entidad de Nervión. En cuanto al apartado de los sueldos de los consejeros, éste figura ya en los propios estatutos del club. Así reza el artículo 30: «La remuneración de los consejeros consistirá en una participación en los beneficios líquidos en la cuantía y porcentaje que determine para cada ejercicio la Junta General de Accionistas, pero que no podrá ser superior al 10 por ciento. Esta participación solo podrá ser retraída de los beneficios líquidos y después de estar cubiertas las atenciones de la reserva legal y, en su caso, de la estatutaria, y haberse reconocido a los accionistas un dividendo mínimo del 4 por ciento. Dicha retribución podrá ser distinta para cada uno de los consejeros en función de su dedicación».

Para conocer más sobre la repercusión y posible alcance de estas medidas, en ABC de Sevilla hemos querido conocer la interpretación, a título individual, del abogado y accionista Eduardo Arenas, uno de los sevillistas más activos y reconocidos en las juntas de la entidad, y que fuera también secretario del consejo de administración y jefe de la asesoría jurídica del Sevilla entre 1997 y 2000. En este sentido, y como cabeza visible actualmente de muchos accionistas minoritarios, Arenas quiere dejar claro, para empezar, que «como presidente de Accionistas Unidos del Sevilla, la decisión sobre esas propuestas del consejo no se tomará hasta que celebremos nuestra asamblea de la asociación, con todos los accionistas agrupados. Cuando recibamos el orden del día de los asuntos a tratar nos reuniremos y decidiremos nuestro sentido del voto», puntualiza.

Entrando ya en el análisis jurídico, Arenas explica que «a título personal, yo considero que el reparto de dividendos es algo positivo, porque creo que el sevillista le dará de esta manera más valor a su acción. Y esa razón significaría un freno a la entrada de capital extranjero en el Sevilla. Si se evita esa entrada de capital extranjero al club, pienso que el Sevilla seguirá teniendo estabilidad. Dentro de la agrupación lo hablamos y se piensa que el reparto de dividendos puede servir para garantizarle al club esa estabilidad. Se cortaría la entrada de capital extraño, porque el sevillista consideraría que no tiene que vender… y si alguien quiere vender, lo tendrá que hacer a un precio superior al que pensaba porque ya está recibiendo dividendos».

En este sentido, añade que «para que se pueda remunerar a los consejeros tiene que haber un reparto previo de dividendos. Todo está recogido en los estatutos del club. Pero es que, además, hay que tener en cuenta una razón legal. El 1 de enero de 2017 entró en vigor el artículo 348 bis de la Ley de Sociedades de Capital. Ese artículo dice que si una sociedad puede repartir dividendos y no lo hace, el accionista que sí esté de acuerdo con el reparto tiene derecho a separarse de la sociedad. ¿Qué significa esto? Pues que todas las sociedades razonables llevan meses pensando en que puede ser positivo un reparto de beneficios para evitar esa separación. En definitiva, para darle estabilidad a la sociedad», apostilla el abogado. Y sobre el tema de los sueldos, su lectura es la siguiente: «En mi opinión personal, el hecho de que los consejeros tengan un salario es conveniente por transparencia. Así lo expresó también nuestro compañero José Parra esta semana. En la gestión del Sevilla debe haber siempre transparencia. Así que, personalmente, y exclusivamente por transparencia, creo que la medida es recomendable».

Para finalizar, Arenas lanza un mensaje de cara a la junta de diciembre: «Quiero hacer un llamamiento para que los accionistas minoritarios nos agrupen sus acciones. Pueden confiar en nosotros. La falta de estabilidad se traduce negativamente en el campo. Y en segundo lugar deseamos que en esa junta prevalezca siempre el interés general del Sevilla por encima de los intereses personales de los accionistas».

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @FernandoDValle: Juanma Moreno: De «cuestionado» cantante juvenil a hacer historia en la Junta de Andalucía https://t.co/R3fz62dnMn vía… - 22 horas ago