Joan Jordán celebra con Óliver Torres el 0-1 en el Leganés-Sevilla (Foto: Reuters).
Joan Jordán celebra con Óliver Torres el 0-1 en el Leganés-Sevilla (Foto: Reuters).

Leganés – Sevilla: Así, sí (0-3)

Óliver Torres por dos veces y Munir le dieron la victoria al Sevilla en Butarque; toca esperar a ver qué hacen ahora Villarreal y Getafe...

Por  9:00 h.
Leganés
0
Sevilla
3
Cuéllar; Bustinza, Omeruo (Awaziem, m. 6), Amadou, Jonathan Silva; Avilés (Rubial, m. 54), Recio (Assalé, m. 54), Roque Mesa (Rubén Pérez, m. 54), Rosales; Bryan Gil (Garrido, m. 80) y Guerrero.
Vaclik, Jesús Navas (Sergi Gómez, m. 87), Koundé, Diego Carlos, Reguilón, Óliver Torres (Munir, m, 71), Gudelj, Jordán (Fernando, m. 71), Ocampos, Suso (Banega, m. 62) y En-Nesyri (De Jong, m. 87)
0-1, m. 22: Óliver Torres. 0-2, m. 35: Óliver Torres. 0-3, m. 81: Munir
Soto Grado (Comité Riojano). Amonestó a Amadou, Roque Mesa, Rosales, Garrido, Koundé, Gudelj y Jordán
Estadio Municipal de Butarque

Así, sí. Haciéndolo fácil. Cumpliendo y olvidando fallos pasados. Ya lo dijo Lopetegui nada más acabar el duelo ante el Valladolid y lo repitió ayer antes de viajar a Leganés. El fútbol son detalles. Pequeños instantes que te pueden condenar o condecorar. Errores y aciertos. Atrás, el equipo nervionense se comportó como un bloque cerrado, y arriba, con Óliver Torres por dos veces y con Munir, rompió con facilidad la defensa de Aguirre. Detalles que marcan la diferencia. A falta de la próxima final, del próximo examen, ante el Eibar en el Sánchez-Pizjuán, le toca al Sevilla mirar lo que hacen ahora el Villarreal y el Getafe con la tranquilidad que da el saber que has hecho los deberes.

El partido comenzó con dos errores de En-Nesyri. En apenas seis minutos, del uno al siete, el delantero tendría dos ocasiones muy claras para adelantar a su equipo. Primero, con un gran pase en largo de Ocampos, y después tras un disparo de Navas, al marroquí le fallaron las ideas. El incomprensible desacierto de En-Nesyri le dio algo de ánimo y oxígeno a los que fueron sus compañeros hasta enero. Roque Mesa, el más activo de los de Aguirre, respondería con dos disparos desde fuera del área sin peligro para Vaclik. También otro exsevillista, Bryan Gil, intentó molestar arriba y dejó algunos detalles. Se acabó. El balón volvió a ser del Sevilla.

El Leganés siguió encerrado y los futbolistas de Lopetegui trataron de meterle al partido el ritmo de los primeros minutos. La idea había sido buena y lo que faltaba era concretar las ocasiones. En el minuto 21 le tocaría a Suso intentarlo con un disparo colocado a la izquierda, pero el balón se iría a córner. Ahí cambió el duelo. El aliento del gaditano traería aires nuevos y apenas un minuto después, tras despejar de cabeza Awaziem, llegaría el tanto de Óliver Torres. El “21” sevillista chutó fuerte desde fuera del área y nada pudo hacer Cuéllar. Premio para quien lo buscó.
Con el 0-1 en el marcador, la fiesta seguiría por los mismos derroteros, y con el mismo protagonista, de nuevo Óliver Torres para hacer el segundo tanto tras una buena asistencia de Navas. Minuto 35. El Leganés jugó perdiendo.

Antes de que empezara el duelo, ya se veía perdido. Se notó una barbaridad. En todo, y ya no sólo por la diferencia de calidad entre unos y otros, sino, sobre todo, por la actitud de algunos locales. Sólo un cabezazo de Guerrero al que respondió Vaclik con una estirada salvadora, puso algo de relieve al juego del Leganés. Nada más. El Sevilla, de hecho, en los últimos minutos de la primera parte a punto estaría de hacer el tercero si En-Nesyri hubiera estado más certero arriba.

 

 

En la segunda parte, y sin que pasara nada significativo (el Sevilla seguía cómodo), Banega entraría al terreno de juego por Suso. El Leganés, con hasta cuatro cambios hechos, empezó a tocar algo más el balón. Pero apenas le servía para acercarse al área sevillista. Cada vez que algunos de los blanquiazules empezaban a merodear cerca de la meta de Vaclik aparecía un Diego Carlos o un Koundé para romper el balón. Las prisas eran locales y también el mayor esfuerzo físicos. Además, Lopeegui, que no pudo ver el partido desde el banquillo al estar sancionado, mandó a meter a Munir y Fernando por Óliver Torres y Jordán, respectivamente, para ganar en presión. La consigna era clara, jugar al contragolpe y tratar de matar el encuentro. Así sería. Munir, tras aprovechar un balón suelto, pondría el balón en el segundo palo para hacer el definitivo 0-3. Así, sí.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (Jefe de Sección de ABC Sevilla). Profesor/Doctor en Comunicación (Universidad Loyola). #ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
@BERTONI67 @rdbertoni Buena gente. Eso es lo que vale 👍🏼👏🏻💪🏼 - 5 horas ago