Julen Lopetegui da instrucciones a sus jugadores durante la pausa de refrigeración del Sevilla-Valladolid de LaLiga (Foto: J. M. Serrano).
Julen Lopetegui da instrucciones a sus jugadores durante la pausa de refrigeración del Sevilla-Valladolid de LaLiga (Foto: J. M. Serrano).

Lopetegui fija unos cimientos fuertes

Se trata, a falta de una jornada por disputar, del Sevilla que menos goles ha encajado en el presente siglo; la columna defensiva, clave

Por  3:45 h.

Si hay una palabra con la que la mayoría del mundo futbolístico define a este Sevilla de Lopetegui esa es solidez. El conjunto sevillista ha mostrado una gran regularidad esta temporada en gran parte debido a que se ha convertido en un equipo incómodo para sus rivales, difícil de ganar y que ha concedido pocas ocasiones. Casi nadie podía esperar un rendimiento tan positivo en este sentido si miraba hacia atrás en el tiempo. Campañas atrás el conjunto de Nervión se caracterizaba por tener delanteros de mucha pegada (Ben Yedder), pero mucha fragilidad en acciones defensivas, convirtiéndose en un equipo que encajaba tantos con facilidad e. incluso, algunas goleadas sonrojantes. Julen Lopetegui y Monchi trabajaron este verano para conformar un equipo sólido desde sus cimientos, recuperando la identidad del “nunca se rinde” y saliendo a competir en cada campo. Independientemente de algún lapsus (como en Miranda de Ebro), el Sevilla siempre ha competido esta temporada, incluso en campos donde no solía hacerlo como el Wanda Metropolitano, Mestalla o el Santiago Bernabéu. Pero el mayor reflejo de su sensacional temporada está en el registro de goles encajados. A falta de una jornada por disputar ante el Valencia, el Sevilla ha concedido 34 goles, siendo el tercer equipo que menos ha encajado, por detrás de Real Madrid (23) y Atlético (26), y empatado con el Athletic.

Si es capaz de mantener esta cifra, el conjunto de Julen Lopetegui se convertiría en el Sevilla menos goleado del siglo XXI. Hasta ahora, ese honor le corresponde al equipo que dirigió Juande Ramos en la recordada campaña 2006-07, en la que luchó por LaLiga hasta la penúltima jornada y en la que sólo recibió 35 goles. Esa campaña los Palop, Escudé, Javi Navarro, Poulsen y compañía forjaron un Sevilla tan sólido en defensa como efectivo en ataque. 71 puntos sumó aquel equipo, cifra a la que este equipo de Lopetegui se quedaría a un punto si vence al Valencia el domingo.

Una de las explicaciones a este buen hacer en materia defensiva, al margen del trabajo de Julen Lopetegui, que es el principal responsable, está en la llegada de unos refuerzos que han contribuido a levantar un muro difícil de derribar. La gran revelación ha sido Diego Carlos, en el que ya han puesto sus ojos grandes equipos europeos ante sus grandes prestaciones. También Koundé ha crecido enormemente en este Sevilla, con un potencial si cabe aún mayor que el de su compañero de zaga. No hay que olvidar la importancia de Fernando Reges y de Nemanja Gudelj, dos neutralizadores del juego rival en la medular que Monchi rescató a un mínimo coste para lo que están dando en la entidad de Nervión. Todos ellos han contribuido a forjar los cimientos más sólidos del presente siglo.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
@MariaCabrera03 ha tardado usted en descubrirla - 15 horas ago