Lucas Romero durante un partido con Vélez
Lucas Romero durante un partido con Vélez

Lucas Romero: “Sería muy lindo jugar en el Sevilla”

El presidente de Vélez, Miguel Calello, también habló para ABC: "Sabemos que van a venir a por él"

Por  7:48 h.

Por su posición en el campo, Lucas Romero no parece responder, en principio, al anhelado perfil de mediocentro creativo que necesita el conjunto de Nervión para rematar su plantilla; sin embargo, desde Argentina insisten en que el Sevilla estaría dispuesto a formalizar una oferta por el jugador, al que la secretaría técnica de los hispalenses ha venido siguiendo en los últimos tiempos. Romero es el gran valor de Vélez Sarsfield y es señalado por muchos en su país como el futuro «5» de la selección argentina. Con sólo 20 años, presenta una proyección fuera de dudas. Es solvente en el manejo del balón, hábil en el inicio de la jugada y muy disciplinado en la contención, en las tareas defensivas. Desde su país apuntan que su agente ya ha estado en Europa para avanzar la salida de Lucas Romero de Vélez Sarsfield. Incluso se adelanta que llegará una oferta formal del Sevilla a las oficinas del club argentino para firmar a «El Perro» Romero.

Así las cosas, ABC se puso en contacto con el futbolista. Lucas Romero se mantiene entusiasmado con la posibilidad de llegar al Sevilla y al continente europeo. «La verdad es que me gustaría mucho. Lo del Sevilla se está nombrando cada vez más pero hay que esperar porque todavía no hay nada formal. Sería muy lindo jugar en el Sevilla». Romero, dispuesto a dar el salto, es un futbolista de despliegue físico tanto en el robo como en la distribución del juego. Su actual club, Vélez Sarsfield, «está con las puertas abiertas», según afirma el propio centrocampista, para facilitarle una salida. «Mis agentes llevan en conversaciones con el Sevilla varios meses y seguimos esperando. Yo de momento me mantengo al margen. Estoy entrenando con Vélez y ahora mismo no pienso en otra cosa», afirmó Romero.

Su actual técnico, el «Turu» Flores, un viejo conocido de la afición española, tiene asumido que Romero puede salir en cualquier momento. Futbolísticamente, el jugador reúne características interesantes para cualquier equipo, pero, además, suma valores como el «hambre» y la humildad que gustan en el Sevilla.

Pero, ¿qué dice el presidente del Vélez Sarsfield sobre esta posibilidad? Antes de charlar con Lucas Romero, este periódico también lo hizo con el máximo responsable del conjunto argentino, Miguel Calello. «Formalmente, aún no se han dirigido a nosotros, pero sabemos que van a venir a por Romero. Nosotros tratamos directamente estos asuntos con los clubes. Sé que hay informes de los ojeadores. Y le digo una cosa, sé que no se van a equivocar si dan el paso definitivo», afirma abiertamente el presidente de Vélez. Cuestionado por cómo se encuentra el futbolista y por su capacidad para estrenarse en un fútbol como el europeo y en club como el Sevilla, Calello tampoco duda a la hora de avalar al centrocampista de Vélez: «Lucas es en estos momentos uno de los principales valores del fútbol argentino. Se quedó fuera, por muy poco, de la lista definitiva de Sabella para el Mundial de Brasil. Fue algo que sorprendió negativamente aquí en Argentina a mucha gente. No tengo dudas de que va a ser el futuro «5» de la selección argentina. En prácticamente sólo un año ha despertado el interés de muchos clubes importantes en Europa. Créanme, no se van a equivocar».

De momento, el Sevilla ha reforzado el puesto de mediocentro con la incorporación del polaco Krychowiak. Cristóforo se está recuperando a buen ritmo de su delicada lesión y el técnico cuenta además con Vicente Iborra y con Daniel Carriço, quien suele alternar sus apariciones en ese puesto con la demarcación de central. Lucas Romero, admirador confeso de Carlos Tévez, se presenta como una opción interesante y de futuro para los de Nervión, por su regularidad y por sus indiscutibles condiciones a pesar de su juventud. Sea como fuere, parece claro que los movimientos en la plantilla del Sevilla van a continuar.