Lucho, ayer en el estadio, entrenándose con Juan Soriano (Vanessa Gómez)
Lucho, ayer en el estadio, entrenándose con Juan Soriano (Vanessa Gómez)

Lucho, de Barranquilla a Nervión

El meta colombiano y la opción de debutar mañana en partido oficial con el Sevilla

Por  3:33 h.

Con Vaclik lesionado (Caparrós no quiso aún darlo por descartado al cien por cien) y Juan Soriano sancionado, todos los ojos apuntan a Lucho García, meta que llegó este verano procedente del Rayo Vallecano y que ya debutara en partido amistoso con el Sevilla en el Trofeo Antonio Puerta.

Apenas jugó 45 minutos pero las sensaciones fueron muy positivas y se llevó los elogios de varios medios de comunicación de Colombia, país en el que nació y del que se fue junto a sus padres para recalar en España cuando no había cumplido los tres años.

En Madrid inició su carrera futbolística (estuvo en la cantera del Real Madrid y el Rayo) y ahora tiene por delante la gran oportunidad de su vida: «Esta semana es diferente, especial, pero tiene que ser normal… para que los nervios no te ganen. Sé que es un partido importante. Estoy muy ilusionado; esto es fruto del trabajo», declaró en Gol Caracol.

El meta habló también de su participación en el Trofeo Antonio Puerta: «Fue un encuentro de muchas emociones. Me sentí muy bien. Los primeros minutos tuve algo de nervios, como es normal. Pero con el paso de los minutos me fui sintiendo mejor». Lucho habló, igualmente, de sus inicios en el fútbol: «Empecé en un equipo de Madrid, donde vivía, y me llamó el Real Madrid. Allí no conté con los minutos que me hubiera gustado, pero aprendí muchísimo y tengo buenos recuerdos. Eso me ayudó a crecer. Luego apareció el Rayo Vallecano». Llegó a ser el tercer portero del equipo madrileño en las dos últimas temporadas y llegó al Sevilla Atlético a mitad de julio.

Redacción

Redacción