Pablo Machín, durante el Sevilla-Real Madrid
Pablo Machín, durante el Sevilla-Real Madrid

Machín dispara el porcentaje de victorias del Sevilla

En sus primeros quince partidos oficiales, el técnico esboza un 73% de triunfos, cifra sin parangón en el club nervionense

Por  5:00 h.

La costumbre de ganar se instala en Nervión. Cierto es que los rivales europeos con los que se cruzó el Sevilla en las previas veraniegas no eran de una enorme entidad, pero los partidos había que ganarlos y la realidad es que el cuadro dirigido por Pablo Machín los ganó todos. No se relajó nunca. En LaLiga, tras un comienzo con dudas y el hándicap de las numerosas lesiones, la idea del técnico soriano también empieza a cuajar y el equipo ya se ha disparado a puestos de Liga de Campeones, situándose en la tabla a un solo punto del líder y generando grandes sensaciones… las de un equipo sólido, con pegada y las ideas muy claras.

Los números que acumula Pablo Machín en su estreno en el Sevilla son, cuando menos, sorprendentes. En sus quince primeros partidos oficiales dirigiendo al cuadro de Nervión ha conseguido once victorias, un empate y sólo tres derrotas, incluyendo el partido de la Supercopa de España que perdió por la mínima en Tánger ante el Barcelona (1-2) el pasado 12 de agosto. Ello supone que Machín, en estos momentos, promedia un más que llamativo 73,33 % de victorias con el Sevilla. Queda un mundo por delante y, evidentemente, ese porcentaje resulta prácticamente insostenible. Pero, de momento, y de forma proporcional a lo jugado, se trata de la cifra más elevada de victorias conseguida por un entrenador del Sevilla, provisionalmente.

Sin contar a Enrique Buqué o José María Busto, que sólo dirigieron al Sevilla (y con porcentaje inferior de triunfos) tres y siete partidos, respectivamente, la referencia en el club de Nervión con mayor porcentaje de victorias es el manchego Juande Ramos. El de Pedro Muñoz consiguió 76 victorias en 133 partidos, lo que supone un 57,14% de triunfos. Por detrás aparecen Manolo Jiménez, con 74 victorias en 136 choques (54.41%); Helenio Herrera, con 72 partidos ganados de 138 dirigidos (52,17%); Eduardo Berizzo y Ernesto Marcucci, que consiguieron 14 victorias en 27 encuentros (51,85%); Unai Emery, con 106 triunfos en 205 partidos (51,71%), y Jorge Sampaoli, que ganó 27 encuentros de los 53 que entrenó al Sevilla (50,94%).

Con Machín a los mandos, el Sevilla ha vencido en cinco de los siete partidos oficiales que ha disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán: ante el Ujpest (4-0), Zalgiris (1-0), Sigma Olomouc (3-0), Standard de Lieja (5-1) y Real Madrid (3-0). Como visitante, el Sevilla se ha mostrado muy contundente. El equipo ha conseguido bajo la dirección del preparador soriano seis triunfos en las siete salidas que ha realizado: Ujpest (1-3), Zalgiris (0-5), Rayo Vallecano (1-4), Sigma Olomouc (0-1), Levante (2-6) y Eibar (1-3). Aparte de la Supercopa, los sevillistas sólo han sufrido dos derrotas a estas alturas de la temporada (contra el Betis por 1-0 y el Getafe por 0-2). Además, el único partido oficial que ha empatado el Sevilla con Machín es el 0-0 contra el Villarreal en el Sánchez-Pizjuán, de la segunda jornada de LaLiga Santander.

Un sistema «a medida»

Pablo Machín, con mucho trabajo aún por delante, empieza a devolver con sus primeros resultados parte de la confianza que el club y la dirección de Fútbol comandada por Joaquín Caparrós han depositado en él para el presente proyecto. Un proyecto plagado por enésima vez de numerosos cambios en el vestuario y en el que el estilo ha vuelto a virar hacia un fútbol más directo y de menos toque, dos años después. El nuevo entrenador se muestra sumamente meticuloso con sus métodos y no deja escapar un solo detalle. Todo va a su inseparable libreta. Pero, eso sí, también maneja la capacidad suficiente para no caer en la «cabezonería» de otros técnicos. Machín no se obceca con su dibujo y lo amolda a tiempo, sin complejos, hasta encontrar los resultados. El sistema se convierte en un traje a medida.

Es lo que le ha ocurrido a este Sevilla en las últimas semanas. Con un solo retoque en el esquema, el entrenador ha conseguido borrar de un plumazo las dudas y liberar a un conjunto con mucha pólvora arriba, seguro en defensa y donde todos sus efectivos dan la impresión de rendir al máximo. Contra el Standard de Lieja asumió (en contra de sus ideas iniciales) que Ben Yedder está a un buen nivel y que debía tener un sitio en el equipo. Así que al siguiente partido, contra el Levante, le buscó acomodo de nuevo en la alineación inicial. Ello le obligó a modificar el sistema. A jugar con Banega como único pivote, escoltado por dos interiores como Sarabia y Mudo Vázquez. Y a ubicar dos delanteros arriba. El resultado, por ahora, está siendo inmejorable, con tres triunfos seguidos en LaLiga, doblegando a domicilio al Levante y al Eibar, y pasando por encima del Real Madrid en Nervión.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @RealBetis: ¡Hola, @7sergioleon! 👋🦁 Después de pensarlo mucho durante los últimos días, creemos haber encontrado la solución 😅😜 PD: Ya… - 2 horas ago