Franco Vázquez se lamenta en el Málaga-Sevilla (Foto: EFE)
Franco Vázquez se lamenta en el Málaga-Sevilla (Foto: EFE)

Málaga-Sevilla FC: Más vale ir atando la cuarta plaza

El Sevilla cayó derrotado en Málaga víctima de sus propios errores

Por  10:28 h.

No está este Sevilla para muchos dispendios y mensajes ambiciosos. A pesar de la mejoría en ciertos aspectos de su juego respecto al tremendo bajón que tuvo en el mes de marzo, lo cierto es que los de Sampaoli han disminuido en dos aspectos clave del juego: la efectividad goleadora y la seguridad defensiva. Ambos acabarían condenando al Sevilla en su visita a un Málaga sin nada en juego cuya motivación extra ayer por medirse al conjunto hispalense respondía a la rivalidad que tienen en la Costa del Sol con los equipos de la capital de Andalucía. Los sevillistas pudieron sentenciar el encuentro con una acción de Correa que habría dejado un 0-2 al descanso al que difícilmente le habría dado la vuelta el equipo de Míchel. Pero el argentino erró y, acto seguido, el Málaga no perdonó, y ahí empezó a cambiar la historia de un duelo que acabó en un 4-2 injusto para lo visto en el terreno de juego. O no. Porque en esto del fútbol la justicia está en quien marca más goles o en quien tiene menos errores para propiciar los goles del contrario. El Sevilla estuvo mal defensivamente, especialmente aciago el capitán Nico Pareja, y eso provoca que ahora deban centrarse en defender la cuarta plaza e ir olvidándose de la posición en la que han estado la mayor parte del campeonato, la tercera.

Y es que este tropiezo del Sevilla deja a los colchoneros con tres puntos más en la tabla, lo que les da margen para una derrota en los tres duelos que les quedan ante Eibar, Betis y Athletic. Demasiada ventaja para un equipo fiable, aunque esté inmerso en unas semifinales de la Liga de Campeones que arrancan hoy ante su eterno rival. Por contra, por debajo vienen apretando el Villarreal y el Athletic. Los castellonenses se ponen a cinco puntos del Sevilla, mientras que los vascos ya están a seis. Los duelos ante Real Sociedad, Real Madrid y Osasuna pueden decidir muchas cosas.

El once del Sampaoli ayer en La Rosaleda contó con varias novedades respecto al que derrotó a Granada y Celta. Mercado cubría la baja de Mariano, Kranevitter entraba para reemplazar al renqueante Iborra y Ben Yedder se ganaba una oportunidad en el la delantera en lugar de Jovetic. Pero la más significativa fue la presencia de un Mudo Vázquez que acabaría dándole al razón al técnico, que lo introdujo en su esquema por Ganso, y fue el mejor de los sevillistas. El duelo en sus primeros minutos tuvo más intensidad que fútbol, con muchas acciones trabadas y ningún dominador. Tras una intentona de Escudero y un centro con mucho peligro de Jony que no acertó a rematar Sandro, el Sevilla fue haciéndose con el control y se adelantó en el marcador. Media hora de juego, Sarabia arranca un contragolpe, pasa al Mudo Vázquez que se deshace con un caño de Camacho e inicia una carrera para abrir a la derecha a Ben Yedder para que el galo envíe un centro a la llegada del propio Vázquez que la empujó al fondo de la red.

No tardó ni cinco minutos el Sevilla en disponer de una clara acción para haber matado el encuentro. Otra vez el Mudo cede de cabeza al desmarque de Correa que, solo ante Kameni, manda el balón fuera. Un favor que devolvió el Málaga con el tanto del empate en la jugada siguiente. Tras una serie de disputas en la frontal en la que la defensa no acertó a despejar ni fue capaz de encimar a Fornals, el delantero malagueño envió un zapatazo a la escuadra para elevar el 1-1 al marcador. Primera ley del fútbol, si perdonas, lo pagas. El tanto hizo daño a un Sevilla que sufrió hasta el pitido que señalaba el descanso. Pareja tuvo que sacar un centro de Jony que iba a empujar al fondo de la red Recio.
Tras el paso por el túnel de vestuarios, el duelo se reanudó con una acción polémica en el área malagueña. Ben Yedder caía en el área por un agarrón cuando quería rematar un centro pasado. No vio nada punible Martínez Munuera. Pareja empezaba su via crucis particular en Málaga al errar un despeje a 20 metros del área que aprovechaba Sandro para marcharse en carrera y batir de un disparo raso cruzado a Sergio Rico por debajo de las piernas. Sampaoli daba entrada en el campo a Iborra para ganar en poderío físico y presencia en acciones áreas. Franco Vázquez, que ayer estaba en todas, apareció para aprovechar un error de Luis Muñoz en el despeje de un centro de Sarabia para ajustar su disparo al palo sin nerviosismo.

Todo pintaba mejor para un Sevilla que se acercaba más al marco rival. Correa se marcaba una arrancada «vitoliana», pero esta culminó con disparo cerca del poste. Sarabia ponía otro balón medido a la cabeza de Iborra, cuyo remate peinado sacaba Kameni con una gran mano. Estaba en su mejor momento el equipo de Sampaoli, pero a un cuarto de hora del final llegó el jarro de agua fría. Falta botada por Sandro que Llorente remataba adelantándose a Nzonzi e Iborra para hacer el 3-2. Error en la marca, y el partido muy cuesta arriba. El colofón para Pareja llegó en el 88, con un claro penalti del argentino a Sandro, cuya ejecución detuvo Rico, pero que remachó Juankar. El partido ante la Real del viernes toma aún más relevancia.

 

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
Tanto que aprender por aquí abajo... https://t.co/bh37berprN - 1 día ago