Carlos Marchena y Paco Gallardo
Carlos Marchena y Paco Gallardo

Marchena y Gallardo: “Lo peor sería fallarle al sevillismo”

Los adjuntos a la dirección de fútbol del Sevilla FC repasan cómo ha sido el trabajo de planificación

Por  9:58 h.

Carlos Marchena y Paco Gallardo, adjuntos a la dirección de fútbol del Sevilla FC que comanda Joaquín Caparrós, fueron los invitados en la noche del martes en el programa de SFC TV  ‘A Balón Parado’, dirigido por nuestro compañero Roberto Arrocha. Ambos comenzaron reconociendo la gran cantidad de trabajo que acarrea el puesto que ocupan actualmente en el conjunto sevillista pero que a la vez supone una inmensa felicidad poder desempeñar esa labor en el club que quieren.

En concreto, Paco Gallardo reconocía que “hay muchísima gente que tiene conocimiento sobre futbolistas. Ahora además, con las redes sociales, puedes encontrar cualquier tipo de información sobre lo que quieras… por ejemplo un central, y recibes cantidad de llamadas y mensajes recomendándote al jugador”. Marchena, por su parte, comentaba sobre este tema que el último día de mercado pudo tener más de cien llamadas en el móvil.

Preguntado por lo mejor y lo peor de su cargo, Marchena responde que “lo mejor sin duda, estar en el que ha sido tu club desde tan pequeñito. Lo peor sería fallarle a tantísima gente que tiene depositada su confianza en ti. La gente que ama al Sevilla y que año tras año renueva su abono con muchos sacrificios”.

“Hay dos fases hasta el momento de hoy: primero cuando Caparrós nos llama para plantearnos la idea de que hay que entrenar, que es el momento de echar una mano al Sevilla. Joaquín lo borda en sus cuatro partidos y a partir de ahí vienen las reuniones para formar el cuerpo de trabajo que tenemos ahora en el Área de Fútbol”, comentaron Marchena y Gallardo.

Respecto a la planificación, Gallardo admite que “hemos hecho un equipo donde cualquier toma de decisión ha estado consensuada por todos. Hemos tenido momentos de dificultad, sin duda, porque teníamos jugadores interesantes que podían estar en el Mundial y añadirle que teníamos que preparar una competición europea con el estilo que quería el entrenador. El hecho de tener la responsabilidad de corresponder al socio que hace muchos esfuerzos por sacarse su carnet nos hacía tener una carga alta de trabajo”.

Redacción

Redacción