Mbia realiza un gesto tras marcar su penalti en la tanda ante el Benfica en la final de la Liga Europa
Mbia realiza un gesto tras marcar su penalti en la tanda ante el Benfica en la final de la Liga Europa

Mbia, recién llegado y ya hay que pensar en su marcha

Ayer se ejercitó por primera vez con el Sevilla

Por  8:58 h.

La contratación de Stephane Mbia se convirtió en un asunto algo peculiar. Su espera durante todo el verano en busca del mejor postor, de un club que le ofreciese una buena suma de euros para engrosar en sus filas, llegó a su fin un día antes del cierre del mercado de fichajes. Tras las vacaciones posteriores al cierre de la exitosa temporada 2013-2014, Mbia estuvo ejercitándose en las instalaciones del Sevilla mientras encontraba un equipo. Finalmente, estampó su firma con el club de Nervión por una temporada. El juego para obtener un salario elevado le salió mal y el Sevilla le acogió por menos de lo que cobraba la pasada temporada.
Tras firmar su contrato en el despacho del presidente José Castro, Mbia se marchó a jugar dos partidos con Camerún y no fue hasta ayer cuando realizó su primera sesión de entrenamiento con sus compañeros. Monchi ya advirtió que no había problemas con el africano en cuanto a la forma física, ya que se había estado entrenando en el club y su condición física le llevaba a ponerse a punto en pocos días. Eso sí, Emery ya dejaba claro ayer que el centrocampista no está del todo acoplado aún al equipo, ya que acababa de aterrizar en Nervión. “Ha sido un caso largo del verano, sus primeros partidos de la temporada han sido con su selección, no con nosotros, pero también nos conoce. Su puesta a punto no tardará en producirse, pero necesitamos que se acople al equipo”, advertía el entrenador sevillista.
Sin embargo, ha sido aterrizar en Sevilla y ya plantearse un problema con Mbia a medio plazo. En un mes de enero habitualmente cargado de partidos, el camerunés podría perderse varios partidos por tener que disputar la Copa de África que se celebrará en Marruecos, del 17 de enero al 18 de febrero. Y es que Camerún ha arrancado la fase final de la ronda clasificatoria con dos victorias de enjundia ante Congo (0-2) y Costa de Marfil (4-1), con cuatro partidos por jugar aún, dos de ellos ante una selección débil como Sierra Leona. Así, con el billete cercano, Mbia podría ser convocado en diciembre para disputar la Copa de África con su país, lo que le haría perderse hasta siete partidos, cinco de la Liga y dos de la Copa del Rey. Un contratiempo para un jugador que ya se ha perdido los dos primeros de la Liga y que, al menos el año pasado, se perdió varios partidos por problemas físicos.
Mbia, que en algún momento de la temporada despertó dudas respecto a su implicación con el equipo por no terminar de recuperarse de una lesión de espalda, se convirtió en héroe del sevillismo en Valencia, con su cabezazo mítico en el minuto 93 en Mestalla, que daba el pase a la final de Turín, donde anotaría uno de los penaltis de la tanda decisiva. El año pasado jugó poco más de 1.500 minutos en la Liga, repartidos en 19 partidos en los que hizo tres goles.

Trabajo para Monchi
La probable clasificación de Camerún para la Copa de África implicará que Monchi deba trabajar en convencer a Mbia de que no acuda la cita con su país, algo que no será fácil. Está claro que en el club esperan que el jugador haga un esfuerzo que se corresponda con el realizado por la entidad por su contratación. Pero no es fácil. El futbolista podría ver comprometida sus futuras apariciones con su país si le comunica al seleccionador camerunés, Volker Finke, que no desea acudir a Marruecos para dicha competición. Sea como fuere, restan tres meses por delante para que Camerún cierre su clasificación y, por ende, para que el Sevilla convenza0 al jugador de no dejar a Emery sin sus servicios durante cuatro jornadas ligueras y dos de la Copa del Rey, como mínimo, según avance su selección en la competición.