Los jugadores del Sevilla Atlético forman una piña para conjurarse para sumar ante el Mirandés. Foto: LaLiga
Los jugadores del Sevilla Atlético forman una piña para conjurarse para sumar ante el Mirandés. Foto: LaLiga

Mirandés- Sevilla Atlético (0-1): La magia de Borja Lasso decide en Miranda

Una gran jugada personal del mediapunta acaba en un solitario tanto de Marc Gual para acercar la permanencia a los de Diego Martínez

Por  17:54 h.

El Sevilla Atlético ha dado un paso de gigante ante el Mirandés de Pablo Alfaro a domicilio para acercarse a la permanencia matemática. A los de Diego Matínez les bastó con una gran jugada personal de Borja Lasso que finalizó Marc Gual de manera brilllante para llevarse los tres puntos del Municipal de Anduva y alejar los puestos de descenso a siete puntos. El próximo viernes  ante el Getafe el filial tendrá otra ocasión para poder certificar su permanencia en LaLiga 123 casi de manera definitiva.

El encuentro comenzó con mucho juego en medio campo y sin que ninguno de los dos conjuntos tomara la iniciativa definitiva, aunque fue el cuadro de Diego Martínez el que lo intentó sin suerte primero. Un disparo de Ivi en el primer minuto no puso en demasiados apuros a Roberto. Antes de que el Mirandés tuviera el primer acercamiento al área sevillista, Curro volvió a probar al meta canario. No fue hasta el minuto once de partido cuando los locales se acercaron al arco de José Antonio Caro por primera vez a través de un tiro de Daniel Provencio, que fue el que más lo intentó en la primera mitad por los de Pablo Alfaro. El Sevilla Atlético reaccionó por medio de Marc Gual, que se mostraba participativo pero sin la fortuna de las últimas jornadas. Antes de llegar al descanso el conjunto castellano leonés quiso llevar peligro al área del guardameta onubense del filial, pero los remates de Fran Cruz y Rúper a balón parado, no pusieron en apuros a José Antonio Caro, que tuvo que ser atendido antes del descanso. La primera mitad finalizó con la sensación de que el Mirandés no podía con el Sevilla Atlético a pesar del empuje de sus aficionados.

Tras la reanudación, el conjunto de Pablo Alfaro, que era consciente de su situación, ya que le hacía falta vencer para no estar descendido virtualmente, lo intentó de todas las formas posibles para poder conseguir la victoria en el Municipal de Anduva, pero los castellano leoneses dieron muestras de su escasa calidad. Por su parte, el filial sevillista aguantó los primeros minutos con mucha experiencia y soberanía defensiva. Tras el primer cuarto de hora de empuje de los locales, el Sevilla Atlético dio muestras de su poderío en ataque. La calidad de  Borja Lasso fue crucial, ya que el mediapunta hispalense se sacó de la chistera un espectacular caño  al borde del minuto 70 a un rival para ceder a placer a Marc Gual para que batiera a Roberto e hiciera el primero y único gol de la tarde. Tras el tanto, Pablo Alfaro realizó todas sus sustituciones buscando aunque fuera la igualada para darle oxígeno a su equipo. Diego Martínez por su parte dio entrada a Carrillo para intentar aprovechar las últimas contras en un encuentro que se volvió un auténtico toma y daca ante las internadas de los locales y las contras de los sevillistas. El propio atacante murciano tuvo en sus pies un contragolpe en el que puso ampliar la distancia del conjunto franjirrojo para no sufrir en los últimos instantes, pero su pase fue erróneo. A pesar de los últimos ataques a la desesperada del Mirandés, el marcador no se volvió a mover y los de Diego Martínez se volvieron con los tres puntos de Miranda de Ebro, que le dan la permanencia virtual.

CD Mirandés: Roberto; Álex Quintanilla, Fran Cruz, Carlos Moreno (Pedro m. 85), Quijera; Sangalli, Eguaras; Rúper, Provencio (Alain Oyarzun m. 71), Maikel (Fofo m. 63) y Urko Vera.

Sevilla Atlético: José Antonio Caro; David Carmona, Bernardo, Diego González; Matos; Fede San Emeterio, Cotán; Borja Lasso (Yan Brice m. 87), Curro (Álex López m. 63), Ivi y Marc Gual (Carrillo m. 82).

Goles: 0-1, m. 68: Marc Gual;

Árbitro: Areces Franco (Colegio Asturiano). Amonestó a Sangalli y a Alain Oyarzul por parte del Mirandés y a David Carmona y Bernardo por parte del Sevilla Atlético.