Monchi, este martes en el Sánchez-Pizjuán (Foto: Raúl Doblado)
Monchi, este martes en el Sánchez-Pizjuán (Foto: Raúl Doblado)

Monchi, del 30 de mayo de 2016 al 30 de marzo de 2017: historia de una marcha anunciada

Han pasado diez meses desde que Monchi comunicó su intención de abandonar el Sevilla

Por  20:43 h.

La salida de Ramón Rodríguez Verdejo ‘Monchi como director deportivo del Sevilla FC es algo que viene estando en la mente del sevillismo desde hace muchos meses. En concreto diez. Los que han pasado desde el 30 de mayo del 2016 hasta este jueves, 30 de marzo del 2017. Fue en la primera fecha cuando Monchi comunicó al consejo de administración y al comité ejecutivo de la entidad nervionense su decisión de marcharse del club. Que estaba cansado del proyecto y que no deseaba continuar, siendo la razón única y exclusivamente por motivos personales. Las horas después a aquella comunicación fueron frenéticas. La decisión del de San Fernando no sentó nada bien en el seno del órgano de gobierno del club sevillista y el día siguiente, el 31 de mayo, se produjeron múltiples reuniones para desbloquear la situación. Los colaboradores de Monchi en la dirección deportiva y la secretaría técnica ya estaban al tanto y respetaban su decisión, pero el consejo, en concreto el presidente José Castro, se enrocó y le solicitó a Monchi el pago de una cláusula de rescisión valorada en cinco millones de euros para abandonar el club, argumentando que el director deportivo tenía contrato hasta 2020. La sombra de que Monchi tenía apalabrado un contrato con otro club, en concreto el Manchester United, planeaba aquellos días por todo lo que se movía en relación al exportero. Al final de aquel terremoto, Monchi siguió siendo el director deportivo del Sevilla. En una comparecencia en la radio oficial nervionense Monchi dejó claro que no le convencieron las formas del club, pero que el amor por los colores blanco y rojo y el sentimiento sevillista le hicieron recular en su decisión.

Aún así, nadie estaba tranquilo. El de San Fernando se involucró al máximo en la planificación de la presente temporada. Perdió a Unai Emery, el técnico con el que el Sevilla había ganado las tres últimas copas de la UEFA Europa League, pero trajo a Jorge Sampaoli y juntos elaboraron el equipo que competiría de nuevo en la Champions, la competición en la que estaban puestas muchas ilusiones. Pero casualmente, la eliminación ante el Leicester lo ha precipitado todo. Antes, Monchi venía dejando algunos mensajes en sus perfiles en redes sociales que hacían presagiar su inminente salida del club -por ejemplo el del último derbi jugado en el Villamarín-. Pero las lágrimas del director deportivo en el autobús a la salida del King Power Stadium inglés hacían adelantar lo que ha terminado por suceder. Días después, se relacionó a Monchi con la Roma, equipo que le ponía encima de la mesa una oferta que difícilmente podía rechazar. Algo que ha ocurrido finalmente este jueves 30 de marzo, en el que el consejo de administración presidido por José Castro, ha acordado la marcha de Monchi, después de unos días de tremendo desgaste para todos los protagonistas de esta historia.

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jesús Sevillano

@JSevillano83

Periodista deportivo, escribo en http://t.co/ERTftMrtAv http://t.co/vdsWcQ6hNn y ABC de Sevilla
RT @AFDLP: CRÓNICA --> Primeros minutos de los fichajes Dani Martín y Pedraza; la desorganización del tramo final, la nota negativa https:/… - 3 horas ago