Baptista, Poulsen y Gameiro, ejemplos de las compras baratas y las ventas caras de Monchi en el Sevilla
Baptista, Poulsen y Gameiro, ejemplos de las compras baratas y las ventas caras de Monchi en el Sevilla

Monchi: del compro barato al vendo caro

Alves, Baptista, Adriano, Poulsen, Aleix, Gameiro o Krychowiak son algunos de los ejemplos

Por  20:42 h.

Hablar de Monchi es hablar de una revolución en todos los sentidos y de su capacidad para encontrar donde otros no ven. Son muchos los fichajes que ha realizado durante tantos años, pero se puede decir que todo comenzó, al destacar las plusvalías económicas, con Daniel Alves, un futbolista que rompió todos los registros. Apenas costó un millón de euros, pero luego sería vendido por 35 millones. También con Baptista se vivió un caso parecido. Llegó para jugar de mediocentro y acabó siendo un goleador. Marcó 50 goles en dos años y luego el Sevilla se lo vendió al Madrid por 20 millones. Poulsen es otro ejemplo. Llegó gratis, se hizo el jefe del centro del campo y fue traspasado por casi 10 millones a la Juventus. O Adriano, que después de pagarse por él 2,5, el Barcelona se hizo por el brasileño pagando catorce. Curiosamente, el Barcelona se ha convertido en los últimos años en el mejor escenario para «colocar» algunos de los jugadores más preciados de Monchi. Rakitic y Aleix Vidal son los últimos ejemplos, futbolistas que llegaron al Sevilla para darle calidad y que se marcharon dejando muchísimo dinero. En la última campaña los mejores casos lo representan Krychowiak y Gameiro. El primero fue una apuesta personal de Monchi. Sólo dos años después el Paris Saint Germain pagó 20 millones, mientras que Gameiro, que llegó al Sevilla buscando cariño con el poco juego que estaba teniendo en el PSG, dejó más millones, esta vez, a costa de un Atlético que enamoró del jugador francés. Estas operaciones, estas plusvalías (no se pueden citar todas pues se necesitarían días enteros para hablar de ellas) también conforma el legado de Monchi.

Redacción

Redacción