Monchi celebra la victoria en el césped
Monchi celebra el último título de la Europa League en el césped de Turín

Monchi y el Sevilla FC: nueve títulos en 17 años

Cinco Europa League, una Supercopa de Europa, dos Copas del Rey y una Supercopa de España

Por  20:50 h.
El adiós de Monchi es ya una realidad después de prácticamente un año de rumores, mensajes subliminales y declaraciones más o menos directas. El director deportivo del Sevilla abandona su puesto tras 17 años en él, en donde se ha convertido para muchos como el mejor del mundo. Y, desde luego, los números lo atestiguan. Porque Monchi anunciará este viernes cuándo deja el club exactamente y de qué modo, pero lo que nadie le podrá quitar ni a él ni a la entidad es el legado que deja: nueve títulos en 17 años. Palabras mayores.
Tras llegar a la dirección deportiva en un momento de crisis del Sevilla, Monchi reinventó el club con compras bajas y ventas estratosféricas. Y eso se tradujo, con el paso de los años, en éxitos. Porque de la mediocridad, el Sevilla pasó a convertirse en un grande de España y, lo que es más difícil, un grande de Europa.
Las alegrías comenzaron en la temporada 2005-2006, ahí el Sevilla logró su primera Copa de la UEFA. Algo hasta ese momento impensable y con el paso del tiempo se convertiría casi en una rutina. Tras ese título, llegó el de la Supercopa de Europa en el verano del 2006. Pero no habría casi tiempo para asimilar lo que estaba pasando, ya que a la campaña siguiente, en la 2006-2007, continuaron llegando títulos. Primero, la segunda Copa de la UEFA. Y luego, la Supercopa de Europa. Habría más. Y tanto. En la temporada 2007 fue la Copa del Rey y la Supercopa de España y, luego, tras un pequeño parón, llegó la Copa del Rey del año 2010.
Pero el fin de fiesta de Monchi en el Sevilla fue todavía más espectacular. El club de Nervión empezó a infundir miedo en Europa al ganar tres Europa League de forma consecutiva, algo que nadie antes había logrado antes. Como tampoco ningún equipo tiene en su haber cinco de forma alterna. Las alegrías llegaron en las temporadas 2013-2014, 2014-2015, 2015-2016. Es decir, Monchi se va, aunque en este año no hayan llegado títulos, por la puerta grande. Su legado no era imaginable hace 17 años ni para el sevillista más optimista.
Redacción

Redacción