El director deportivo del Valladolid, Miguel Ángel Gómez
El director deportivo del Valladolid, Miguel Ángel Gómez

«Monchi volverá a hacer un Sevilla grande»

Miguel Ángel Gómez, mano derecha del de San Fernando y hoy director deportivo del Valladolid, habla en del pasado, presente... y futuro

Por  3:55 h.

Vive en Valladolid desde mediados de junio del año 2017 y será, aunque él se niegue a entrar a analizarlo (lógico por otra parte), una de las peticiones de Monchi de cara a la dirección deportiva de la próxima temporada. Cuando se le pregunta por ello responde que se juega la vida con el cuadro pucelano y que Monchi es su amigo. Profesional y humano. Se marchó del Sevilla en junio de 2017 porque no quiso encontrar su sitio sin el de San Fernando, y ahora, dos años después, muchos caminos parecen pasar por Valladolid. Es Miguel Ángel Gómez: «Con Monchi hablo mucho; de la familia, del Sevilla, de todo. Pero no es momento de nada. Ahora, Valladolid y Valladolid. La afición, el club… (se queda callado). Necesitamos la permanencia», reflexiona mientras aduce que en doce días, en el Valladolid-Sevilla, luchará por ganar como sea. Miguel Ángel Gómez es puro sentimiento y parece justificar sus ansias cómo representante del Valladolid: «Es que usted no sabe lo bien que me tratan aquí; siempre les estaré agradecido. El Sevilla es mi casa. Allí lo viví todo. Pero el Valladolid me está dando mucho». Resulta como un fragmento de la letra del tango que cantaba el coro de Julio Pardo en los carnavales de este año haciendo referencia a Sevilla y Cádiz (aunque en este caso al Sevilla FC y al Real Valladolid): «No te metas ni con mi novia ni con mi madre…».

«Los dos clubes significan mucho para mí». El director deportivo explica el porqué se decidió por el club vallisoletano ese verano de 2017: «Cuando me fui del Sevilla tuve dos ofertas de Primera. Uno de los clubes tenía, tiene… un modelo de gestión con el que no me siento identificado. El otro era para ser Chief Scout (jefe de ojeadores). Muchos amigos me dijeron que no veían claro lo del Valladolid, que era la opción más complicada. También tuve la oportunidad de irme al extranjero, pero lo cierto es que me encantó todo lo que vi en Valladolid».

La palabra extranjero conduce a Monchi y a Roma. «Me acuerdo perfectamente cuando nos vimos en la Cafetería Galia, en Nervión, un día después de que ya se conociera definitivamente que se iba. Sinceramente, no me sorprendió. Ya lo intentó el año anterior. Me dio el cumpleaños. La primera vez que intentó irse se conoció la noticia… el día de mi cumpleaños (risas). Ni fiesta, ni nada. Se lo dije: ‘si te vas a ir de verdad, calcula bien la fecha’ (risas de nuevo). Monchi estaba con la misma idea. Me dijo que se iba y que no se llevaría, que no podía porque así se lo dijo al Sevilla, a ningún miembro de la dirección deportiva. Yo, sin él, lo vi claro. Sin él perdí la referencia; me quedé desubicado. Y pensé que tenía que probar en otro lugar. Ese fue mi adiós del Sevilla».

Miguel Ángel Gómez llegó al club de Nervión en la temporada 1998-99 como miembro del área de psicología, un departamento que abandonó en 2005 para cumplir la función de informador de rivales del equipo que entonces dirigía Juande Ramos. Luego fue el entrenador del Sevilla C y del División de Honor juvenil, equipo que abandonó en 2010 para formar parte del grupo de trabajo de Monchi. «¿Con qué me quedo? Con las personas que he conocido en todo este tiempo. ¿Y como es Monchi como persona? Un 10. Es humilde, sencillo, sensible, una persona que no tiene reparos en mostrar sus sentimientos. No es de ese tipo de directores deportivos o altos ejecutivos de cualquier empresa que mantienen la distancia con el resto. Todo eso lo captan las personas que tiene al lado».

El elogio de Miguel Ángel Gómez a Monchi no para: «Para mí es el mejor director deportivo del mundo, y para el Sevilla, el mejor de su historia. Estoy convencido de que Monchi volverá a hacer un Sevilla grande. ¿Si me sorprendió que volviera al Sevilla? Yo siempre pensé que iba a volver; quizás, eso sí es verdad, no esperaba que fuera tan pronto. Me da mucha alegría ver tan feliz a Monchi. Está súper ilusionado, con muchas ideas, y con el convencimiento de que es el paso adecuado. Sabe que lo que tiene en la mente lo va a poder desarrollar. Monchi ya era increíble, muy bueno en lo suyo. Ahora, tras la experiencia en la Roma, llega siendo mucho mejor». En este sentido, el director deportivo del Valladolid terminó felicitando al Sevilla: «La gestión que ha hecho el club es de matrícula de honor. ¿Mi futuro? Yo quiero centrarme en lo que depende de mí, y la única realidad actual es que estoy feliz en Valladolid y que mi contrato finaliza en el 2020. Si hubiera algún club interesado en mis servicios la primera persona que se enteraría sería el consejero delegado del Real Valladolid, Carlos Suárez (antiguo presidente). Tengo una relación magnífica con él. He trabajado con mucha independencia durante su etapa de presidente. Nuestra relación va más allá de lo profesional; hemos sufrido y celebrado juntos muchas cosas en poco tiempo. Siempre le estaré agradecido por la confianza que me ha dado».

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (Jefe de Deportes de ABC Sevilla). Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). #ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
@BlancaManchon 👏🏼👏🏼👏🏼 - 9 horas ago