Clement Lenglet junto a José Castro en el momento de su firma como jugador del Sevilla FC (Foto: SFC)
Clement Lenglet junto a José Castro en el momento de su firma como jugador del Sevilla FC (Foto: SFC)

El Nancy acusa al Sevilla de deberle más de tres millones de euros del traspaso de Lenglet al Barcelona

El equipo francés podría haber evitado el descenso administrativo a tercera si hubiera dispuesto de esa suma

Por  13:34 h.

El AS Nancy acusa al Sevilla FC de deberle una importante suma por el traspaso de Lenglet al Barcelona en el verano de 2018, que evitaría su descenso a la tercera división francesa por los problemas financieros que acarrea el club.

El pasado miércoles se produjo la confirmación del descenso a tercera división del AS Nancy Lorraine por diversos problemas financieros. Según L’Est Républicain, esta situación podría haberse evitado si el Sevilla FC hubiese pagado los 3,7 millones de euros correspondientes por la venta del defensa francés Clément Lenglet al FC Barcelona en el verano de 2018. El jugador francés llegó al equipo de Nervión en el invierno de 2017 proveniente del Nancy por 5 millones de euros. Ahí comenzaron los problemas deportivos del club que bajó esa misma temporada a segunda división.

Cuando el Sevilla vendió a Lenglet al Barcelona por 35,9 millones de euros, el club francés pensó que recibiría el tanto por ciento correspondiente a la plusvalía por la reventa del jugador según lo establecido en el contrato con el club andaluz, el 12 por ciento, es decir, 3,7 millones. Pero este pago nunca se produjo pues el Sevilla considera que la cláusula de reventa no es aplicable pues el Barcelona pagó la cláusula de rescisión por el defensa, por lo que no se trataría de un traspaso negociado entre los catalanes y los andaluces.

De esta manera, los problemas financieros de la entidad podrían haberse visto paliados de haberse producido este pago y de esta manera se habría evitado el descenso administrativo del club. Sin embargo al tratarse de una cuestión de matices de los contratos será la FIFA la que deba arbitrar sobre este caso.

Redacción

Redacción