«Emery fue un factor importante para mi fichaje»

Por  2:30 h.

Tras un primer paso en nuestra Liga donde dejó una gran impresión en el Español, Nico Pareja afronta ilusionado su año en el Sevilla, con ganas de consolidarse y ganar importancia en el once de Emery.

-¿Qué tal estos primeros meses en Sevilla?

-Muy bien, estoy contento de estar aquí, en el vestuario me han acogido muy bien. Es un grupo espectacular, un club que me ha abierto las puertas para regresar a la Liga española, una de las más fuertes del mundo. Para mí, que un equipo como el Sevilla haya tenido la confianza de traerme, es muy importante.

-¿Le gusta lo que ve?

-Sí, me encanta todo, estoy muy cómodo y me han hecho sentir muy bien desde el principio.

-¿Y la ciudad?

-También. Tiene algo que me encanta que es el clima, el tiempo que hace es primordial para mí después de haber pasado tanto frío en Moscú. Es una ciudad bonita, fácil de manejarse en ella; lo tiene todo.

-Pero no habrá venido aquí sólo por el tiempo…

-(Risas) Qué va. Lo que más me motivó a venir a Sevilla fue el empuje, la fuerza que puso la directiva por contratarme. Siempre tuvieron interés Monchi, el presidente y Emery en que viniera aquí, y eso me convenció de que este club era ideal. Además, el proyecto que me presentaron, las ideas que tiene para el futuro y que sea un club grande no se podía rechazar.

-Coincidió con Emery en Moscú, ¿ha sido un factor clave también para su llegada?

-Sí, es un factor importante. Cuando llegas a un club nuevo, tener la ventaja de conocer al entrenador es muy bueno, sabes cómo trabaja, su idea de juego, cómo se maneja con el grupo… Sumó para mi llegada.

-Sin embargo, el inicio de la Liga no ha sido el soñado por todos.

-Ya, es un equipo nuevo, con muchos jugadores importantes que se han ido y otros que han llegado, con una pretemporada con saltos, viajes largos… Todo unido a que las cosas no nos han salido como queríamos… No hemos de buscar excusas ni nada, sino trabajar en arreglarlo, encontrar la idea que quiere el entrenador y mejorar.

-Empates como el de Valladolid son difíciles de explicar…

-Sí, sobre todo por la forma. Creo que hicimos un buen partido, ellos tiraron dos o tres veces a portería y se nos escaparon dos puntos por detalles. No se puede decir que fueran errores, pero sí detalles que hemos de trabajar, porque en esos pequeños aspectos se pierden puntos. Creo que debemos quedarnos con las cosas que el equipo hizo bien, sin dejar de ser realistas, eso sí, para corregir las cosas que nos están pasando.

-En lo personal, ha sido recuperarse y entrar casi a marchas forzadas.

-Cada vez me siento mejor. Cuando se está mucho tiempo fuera y se encadenan muchos partidos seguidos cuesta un poco recuperar. Creo que he jugado cuatro partidos en diez días, y ese desgaste se siente. Pero poco a poco me voy sintiendo mejor y encontrando la forma óptima.

-Hablando de lesiones, mucha gente se pregunta si es normal tanto percance en este arranque.

-Nos falta tener un poco de suerte con las lesiones, son rachas que tienes que pasar para mostrar la fuerza del grupo. No creo que se deba a otra cosa.

-Donde llevan una buena racha es en Europa, dicen que el Slovan Liberec es un hueso duro de roer.

-Todos los rivales en una competición europea son difíciles, más si cabe si juegan en casa. Estamos preparados y trabajando, informándonos sobre su juego para tratar de mantener las victorias y hacer un buen partido.

-Se suele ser crítico con la defensa en los últimos tiempos. ¿Tantos problemas tiene?

-Es lo que decía antes, ha habido muchos cambios de jugadores y, de medio campo para adelante, no se nota tanto, pero defensivamente cuesta un tiempo, no es fácil. En defensa te equivocas en un metro y te hacen un gol.

-Coordinación y comunicación…

-Son dos aspectos fundamentales en la defensa, y necesitan tiempo entre compañeros nuevos en un equipo. En eso estamos trabajando.

-¿Trabaja también para estar en el Mundial con su país?

-Sí, la selección es una ilusión inmensa, un orgullo y se disfruta mucho. Lo hice en épocas en las que estuve. Siempre tienes la ilusión de volver, pero lo primero es hacerlo bien en tu club. Si las cosas en el Sevilla salen bien y el equipo funciona, tendré más opciones de volver.

-Un Mundial no se juega todos los días…

-Sí, obvio, todos los futbolistas sueñan con jugar un Mundial, pero hay que ir con tranquilidad y pensar en el presente.

-¿Está tan mal el fútbol argentino?

-Es un poco raro, porque en los últimos años la dinámica es igual, salen campeones equipos pequeños. Se ha emparejado muchísimo, pero siguen saliendo jugadores importantes.

-Me hablaba antes del frío de Moscú, el ambiente es más caliente en el Sánchez-Pizjuán, ¿no?

-La afición rusa era bastante caliente, lo que pasa es que la pista de atletismo del Luzhniki le quita presión. La de aquí es muy caliente, nos motiva, se acerca mucho al clima de Argentina.

-De hecho le llaman la «Bombonera de Nervión»…

-Sí, lo sé. La Bombonera es un estadio con un ambiente impresionante, y es lo que pretendemos que se viva aquí, que contagiemos más ilusión a la afición con nuestro juego para que nos apoyen y seamos todos uno.

-Es pronto para marcar un objetivo en Liga?

-Sí, llevamos pocos partidos.

-¿Tiene un reto este año?

-No sé si me pongo un reto, más bien unas pautas: trabajar, mejorar día a día y dejarlo todo en cada entrenamiento y partido. Eso me ha caracterizado siempre.