Machín y Unzué se saludan antes de comenzar un partido entre el Gerona y el Celta
Machín y Unzué se saludan antes de comenzar un partido entre el Gerona y el Celta

«No hay muchos entrenadores como Machín»

Unzué, amigo, compañero y referente del soriano en el Numancia hace ocho años, elogia al nuevo técnico sevillista

Por  3:55 h.

Hablan prácticamente todas las semanas. Y aúnan esfuerzos para tratar de encontrar soluciones en beneficio de un fútbol más eficiente. Se conocieron en el verano de 2010, temporada en la que ambos dirigieron al Numancia, el primero, Juan Carlos Unzué, como entrenador, y el segundo, Pablo Machín y hombre de la casa soriana, como ayudante. Ocho años después, y para ABC de Sevilla, Unzué recuerda aquella etapa, rememora algunas anécdotas y analiza al entrenador. «Al poco de yo llegar a Soria, me vino un día y me dijo: ‘cuánto daño le habéis hecho al fútbol’. Se estaba riendo. Al principio no lo entendí, pero Pablo se estaba refiriendo al Barcelona. Yo acababa de llegar y me empezó a meter caña diciéndome que con el Barca todo era más fácil y que ahora todos querían jugar como ellos».

—¿Cómo juegan los equipos de Pablo Machín?

—Él tiene una idea de juego muy clara. Cuando me fui del Numancia (verano de 2011), cogió al equipo y trató de encontrar el equilibrio con tres centrales y hombres por las bandas. También se le veía entonces que le gustaba trabajar mucho las jugadas a balón parado. La estrategia siempre la ha tenido muy en cuenta. Tanto es así, que a la hora de decidirse por unos jugadores u otros tiene muy en cuenta la estrategia. Uno o dos lanzadores de primerísimo nivel siempre estarán en el campo, también tendrá centrales de altura para tener buenos rematadores. Le dedica mucho tiempo. Pero no sólo para que la calidad vaya a más, sino, sobre todo, para tener una alta capacidad de sorpresa en las jugadas a balón parado. Eso lo trabaja mucho. Ya lo verá. Bastantes veces, cuando empiece a competir el Sevilla este verano, verá que se darán situaciones de sorpresa total cuando haya un córner o una falta.

—¿Le ha sorprendido a usted el fichaje de Machín por el Sevilla?

—Para nada. No creo que haya muchos entrenadores jóvenes, con proyección, con hambre que hayan hecho más mérito que Pablo. Lleva toda su vida tratando de avanzar en su carrera. En Soria no lo tuvo fácil pues tuvo que esperar mucho para que le dieran la oportunidad. No ha malgastado ni un día. Antes y ahora. Y sé lo que digo porque yo lo conozco bien… Lo que ha hecho en Gerona todo este tiempo es espectacular, ¿verdad? (silencio de unos segundos; carraspea).

—¿Qué es lo que más le ha impresionado?

—Sinceramente, más que este año en Primera, que ha sido espectacular, me quedo con lo que hizo en Segunda. ¿Se acuerda del partido que empató ante el Lugo (1-1) en el año 2015 en la última jornada? El Gerona había llegado como segundo clasificado y bajó a la tercera posición. Perdió el ascenso en ese encuentro. Después jugó el play off y caería eliminado ante el Zaragoza. Al año siguiente, otra vez. Otra vez el play off, y, otra vez, eliminado. ¿Usted sabe lo que significa eso? Que el equipo se cayó dos veces de manera muy dura. Y que se levantó tres. Eso que ha hecho Pablo es súper difícil. Son situaciones muy duras. Dice mucho de él. No sólo en lo deportivo, sino también en lo anímico. Rehacerse es lo más difícil. Y él sabe hacerlo. Tiene un carácter muy competitivo. Y se levanta rápido.

—¿Ha hablado con él?

—Sí, sí. Hablamos muy a menudo.

-¿Y?

—Está feliz, muy feliz. Se le nota.

—Usted que conoce Sevilla y el Sevilla, ¿le ha dado algún consejo?

—No, no. Consejos, no. Hablamos de la ciudad, de la oportunidad que se le ha presentado, de la pasión con la que se vive el fútbol en Sevilla… Él está preparado.

—¿También para felicitar a sus jugadores los días de sus cumpleaños?

—(Se ríe). ¡Uff! Es verdad. Creo que Pablo no ha podido olvidarlo (se vuelve a reír). Todos los que me conocéis sabéis que soy una persona cercana, y bueno, pues en el Numancia pedí las fechas de cumpleaños de mis jugadores. Cada día que tocaba cumpleaños le dejaba una nota al futbolista. Pero ya le digo que, por ejemplo, esta temporada en el Celta no lo he hecho. No es una situación sencilla. Hay que tomar decisiones en cada partido y no todos pueden estar contentos. Es importante saber manejar estos asuntos, sobre todo, teniendo un buen trato absolutamente con todos.

—¿Qué tal es Machín en este sentido?

—Perfecto. Ya lo verá, ya lo verá… (se vuelve a reír y se despide enviando un saludo muy cariñoso a la afición del Sevilla). Pronto iré a ver a Pablo.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
Hoy👇🏽21.30... https://t.co/ldolHYaZjl - 6 mins ago