Ocampos corre a celebrar el gol tras batir a Masip de penalti en el 1-1 del Sevilla-Valladolid de LaLiga (Foto: J. M. Serrano).
Ocampos corre a celebrar el gol tras batir a Masip de penalti en el 1-1 del Sevilla-Valladolid de LaLiga (Foto: J. M. Serrano).

Ocampos, el arma ofensiva de Lopetegui

El argentino, el mejor fichaje de la presente temporada, es el máximo goleador del equipo (14 goles en total) y es el principal estilete del equipo

Por  16:53 h.

Lucas Ocampos se está destapando como el gran arma ofensiva que Julen Lopetegui tiene a sus órdenes en esta su primera temporada como entrenador del Sevilla FC. El argentino, llegado el pasado verano procedente del Olympique de Marsella, se ha convertido en el máximo goleador del equipo sevillista en su curso de debut en la liga española, con 14 goles, 12 en LaLiga y dos en la Copa del Rey. Pero más allá de eso Ocampos está aportando muchas más cosas al juego del Sevilla, algo que se lleva viendo principalmente desde el regreso de la competición tras el parón obligado por la crisis del coronavirus.

El jugador de Quilmes es el principal referente ofensivo del Sevilla en la presente temporada, también porque los delanteros encargados de, en teoría, ofrecer cosas diferentes y desnivelar partidos, no lo están haciendo. De Jong y En-Nesyri le están aportando otras cosas al juego de Lopetegui, pero no están acertados de cara a la portería contraria. Entre los dos sólo han anotado 10 goles con la elástica sevillista.

Pero además Ocampos es el auténtico generador de juego de ataque del Sevilla. Su asociación con Jesús Navas en la banda derecha es un auténtico problema para todas las defensas rivales. Ambos se entienden muy bien. Pero igualmente cuando tiene que entrar por la izquierda, o incluso fajarse en ayudar en tareas defensivas.

Como muestra, un botón en el partido ante el Valladolid. El argentino fue el gran protagonista en el ataque. En la primera parte, tuvo las ocasiones más claras. Primero, un disparo cruzado que se le marchó muy cerca de la portería de Masip. Después, un remate de espuela de nuevo al larguero, como en el derbi ante el Betis. Coronó su partido anotando el gol de penalti que le dio un punto al Sevilla.