Ocampos: «Encontré mi mejor versión pero tengo muchas cosas que demostrar»

Dio el salto a Europa muy joven y, tras un inicio dubitativo, se erigió en hombre clave en Marsella; ahora llega a Sevilla con ganas y ambición de crecer

Por  4:07 h.

Ayer cumplía 25 años y fue fruto de alguna broma de sus compañeros. Lucas Ocampos lleva unos días en el Sevilla pero ya asume la exigencia del club en el que está, se programa retos personales y colectivos en su aterrizaje en LaLiga y reconoce que está deseando que arranque la temporada para dejar una muestra de sus facultades. Tras su paso por Francia e Italia, ahora quiere brillar en España.

—¿Qué tal sus primeros días en el Sevilla?

—Bien, conociendo a todo el mundo, a los compañeros, al cuerpo técnico, cómo trabajan. Un poco de adaptación aún.

—Le he visto mucho con Banega.

—Por ser del mismo país y compartir un poco de mate te acercas más, pero hay buena relación con todo el mundo, intentamos adaptarnos todos los nuevos y conocernos bien.

—El Sevilla de los últimos años siempre ha tenido una buena colonia de argentinos.

—Siempre jugaron muchos argentinos acá. Cuando surgió la posibilidad de venir hablé con dos de ellos y ahora toca formar parte de este proyecto con mucha ambición.

—¿A quienes llamó?

—Hablé con Correa y, cuando firmé, me mandó un mensaje Gabriel Mercado, que estuvimos juntos en River.

—¿Y con Lopetegui ha tenido tiempo de hablar?

—Sí bueno, lo normal, como todo el mundo. Me contó un poco su idea, lo que espera de este año… Son día de conocimientos, de saber adaptarnos a su estilo de juego.

—¿Le ha sorprendido algo de algún compañero?

—Más que de compañeros ya en los primeros días te das cuenta de que este es un fútbol muy diferente al de Francia, es muy técnico, muy rápido. Son movimientos diferentes, en Francia el juego es un poco más frontal, más directo, acá hay más movimientos. Cada liga tiene su fútbol y hay que adaptarse.

—¿Cómo se enteró de que el Sevilla quería ficharle?

—Estaba de vacaciones y me llamó mi representante diciéndome que había un interés del Sevilla, desde el primer momento fue muy positivo y se hizo todo muy rápido.

—¿Tuvo más ofertas?

—Sí, hubo varias de Inglaterra e Italia pero mi idea, por mi y mi familia, era venir a España, y cuando salió el tema del Sevilla no lo dudé. Estaba encantado ya que sabía que es un equipo que tiene mucha historia, que juega bien al fútbol y que siempre se muestra.

—Ya ha jugado en Francia, Italia y ahora lo va a hacer en España. No está mal…

—Llegué joven a la de Francia, después tuve un corto paso por Italia que me gustó, y ahora estoy en la que considero la mejor liga del mundo. Quiero demostrarme a mí mismo que estoy preparado para jugar en una liga así.

—¿Y qué espera de su etapa en el Sevilla?

—Crecer. Primero adaptarme lo antes posible a un nuevo equipo y a una nueva liga, y hacer la mejor temporada posible. Demostrar mis cualidades y ser muy positivo para este equipo.

—En lo grupal, la meta es la Liga de Campeones.

—Sí, eso es lo que siempre he visto de este equipo. Siempre se mantuvo en los últimos años ahí arriba en Europa, así que ese es un desafío tanto para mí como para el grupo. Objetivos lindos que quiere uno cumplir.

—¿Ya le hablaron del ambiente del Sánchez-Pizjuán?

—Sí, fue una de las cosas que me dijeron primero. Cuando estaba en Marsella hablaba mucho con Rami y me decía que la afición del Sevilla es impresionante. Tuve ya la suerte de jugar en varios clubes con una afición así, caliente. En Marsella por ejemplo son muy lindos, disfruté mucho estos cinco años allí. También estuve en River, y ahora me toca este club que tiene una gran historia de hinchada. Siempre la gente apoya, eso es muy positivo para el club y cuando uno está dentro de la cancha los necesita.

—¿Ya le han hablado del derbi?

—Me tocó vivir el River-Boca, pero cuando es un derbi en una ciudad con los dos mismos equipos siempre es más caliente y complicado. La ciudad se divide en dos, me hablaron muy bien del clásico Sevilla-Betis, no veo la hora de vivir ese partido.

—¿Dónde se ha visto al mejor Lucas Ocampos?

—En estos dos últimos años creo que progresé muchísimo a nivel general, tanto en el primero que jugamos la final de la Europa League conta el Atlético, como en el segundo, que fue algo más complicado porque me rompí el tobillo al inicio, aunque los seis últimos meses que hice fueron muy buenos. Encontré mi mejor versión pero aún tengo muchas cosas para demostrar.

—¿Qué virtudes cree que buscaba el Sevilla en usted?

—Soy un jugador muy físico, técnico también, puedo defender y atacar de la misma manera, eso es una características que creo que no tienen muchos. Bastante completo, de ida y vuelta, pero tengo muchísimas cosas que aprender y en esta liga creo que voy a crecer.

—Y eso que usted casi siempre fue delantero centro.

—Siempre fui delantero hasta que llegué a River, donde el entrenador quería bandas abiertas y me lo propuso y yo, obviamente, con 17 años ni lo dudé y jugué los 38 partidos como banda. En el Milan sí estuve varios partidos como delantero. Soy polifuncional.

—¿Seguía la liga española?

—Claro, en Argentina la liga española y la italiana se ven siempre. Estos últimos años que estuvieron Messi y Cristiano era la liga más vistosa. Tengo muchas ganas de jugar en este campeonato.