Óliver Torres: «Los sustitutos de Banega ya estamos en el Sevilla»

El extremeño desvela sus retos y ambiciones en ABC de Sevilla: «Me siento capacitado para ser mediocentro de este equipo durante muchos años»

Por  6:00 h.

Óliver Torres (Navalmoral de la Mata, 1994) encarna el presente y el futuro del Sevilla más ambicioso. Está con unas ganas enormes de volver después de haberse perdido los últimos partidos del equipo por un pequeño problema en el sóleo. El extremeño tiene claro que el Sevilla FC va a superar el bache y peleará con todas las garantías por alcanzar sus grandes objetivos: la clasificación para la Champions y llegar a la final de la Europa League. Óliver tiene una confianza ciega en sus posibilidades, en sus compañeros, en Monchi y en Lopetegui, el entrenador que mejor lo conoce. Tiene claro que sus grandes sueños son levantar un título con el Sevilla FC y vestir la elástica de la selección absoluta de España. A sus 25 años asume también, de forma abierta y decidida, el reto de agarrar el relevo de Banega en el club de Nervión.

El equipo pasa el momento más complicado de la temporada…

Caer en la Copa fue un momento duro, difícil. No habíamos pasado por algo así en toda la temporada. Asumimos nuestra responsabilidad y los fallos que tuvimos. Han sido días complicados porque después tampoco pudimos sacar las victorias que queríamos con el Alavés y el Celta. Pero creo que no hay que pensar que en los triunfos éramos los mejores y ahora que estamos atravesando esta mala racha ya no valemos. Nuestras ganas de trabajar cada día y de ganar son siempre las mismas. Somos ambiciosos y tenemos ganas de volver a jugar ya para ver a un gran Sevilla.

¿Es una obligación el reto de meterse en Champions?

Es un objetivo. Todos los que conformamos el Sevilla somos conscientes de la importancia que tiene este proyecto. Trabajamos cada día para ello y tenemos las miras puestas en alcanzarlo. Lo primero que hay que hacer es volver a ganar. Nuestro trabajo es muy bueno y creo que estamos en la buena línea.

Tienen muchos competidores para esas plazas. Ahí están equipos como el Getafe, el Atlético, el Valencia o la Real Sociedad.

Está muy competido. Pero eso es algo que no sólo sucede en la parte de arriba de la tabla, sino en toda LaLiga. Cada partido es supercomplicado. Cada rival te exige al máximo y hay que sudar mucho para ganar los tres puntos. Cualquier fallo te penaliza. Creo que en sí la competencia es buena porque está haciendo crecer el nivel de LaLiga y la exigencia. Y dentro de esa exigencia nosotros tenemos que salir vencedores.

Cuentan con la ventaja de tener un grupo cohesionado en el vestuario, ¿no?

Cuando te hacen esta pregunta suena a tópico decir que tienes un gran grupo, pero realmente en este Sevilla hay un grupo de profesionales y de futbolistas magnífico. Y todo lo que rodea el club es bueno y superfamiliar. Se ha creado una conexión especial entre todos los que conformamos el Sevilla y eso se refleja en el día a día. El equipo va con una sonrisa a cada entrenamiento; tenemos ganas de estar juntos, de hacernos bromas, de compartir y de sufrirlo también cuando toca sufrir en momentos menos buenos. Es importante tener esa cohesión de grupo. Ayuda a llevarlo todo mucho mejor y es positivo.

¿Y el Sánchez-Pizjuán?

Cualquiera que siga un poco el fútbol sabe que el Sánchez-Pizjuán y la afición del Sevilla son de los mejores de Europa y del mundo. Poder vivirlo en primera persona es un privilegio y un orgullo para mí. Espero que podamos corresponderles todo el cariño esta temporada. Creo que la conexión entre el equipo y la grada es fundamental, especialmente en los momentos en que nosotros no estamos muy acertados y ellos nos dan ese empujón que necesitamos. Siempre nos lo dan.

Sin embargo, están teniendo ciertos problemas en casa, donde han volado puntos en seis de los once encuentros de LaLiga que han disputado.

Pero hay que analizar cada partido y sus circunstancias. Contra el Villarreal, por ejemplo, se nos escaparon tres puntos en un partido en el que tuvimos muchísimas ocasiones de gol y nos faltó acierto. Son momentos, detalles. Nuestro trabajo es el mismo en cada partido. Y nuestra ilusión. Queremos que los datos sean favorables para nosotros, en casa y en todos los encuentros.

La semana que viene vuelve la Europa League, torneo muy especial para la entidad. Espera el Cluj en Rumanía. ¿Cuál es el objetivo en esta competición?

Es una competición fetiche para todo el sevillismo y nosotros somos ahora los encargados de continuar la exitosa senda de triunfos del club en este torneo. Somos conscientes de la dificultad de todos los partidos y rivales en Europa. Es una competición superexigente pero nosotros estamos capacitados para competir contra cualquiera y en cualquier circunstancia. El objetivo del Sevilla es el de llegar a la final y por supuesto ganarla.

Van a Rumanía con la lección aprendida de lo que pasó en Miranda de Ebro. Ya sufrió el club una mala experiencia del año pasado en Praga.

Las diferencias entre los jugadores en el fútbol moderno son mínimas. Hay que salir en todos los partidos al cien por cien para no sufrir una derrota o un empate que no deseas. Y ni estando al cien por cien nadie te garantiza la victoria, porque el fútbol depende de muchos factores. Lo de Miranda nos va a servir para tener muy presente la exigencia de cada partido. Tenemos que estar concentrados al máximo. Dentro de lo malo que fue la eliminación en la Copa, hay un aspecto positivo: asumir que nos ha pasado una vez y que no queremos que nos vuelva a ocurrir más en toda la temporada.

¿Ir a la selección absoluta es un reto personal?

Es un sueño y un objetivo real que tengo. Pienso que estoy en el buen camino. No sé si soy optimista o me apetece soñar cosas bonitas. Quiero ser internacional absoluto con España, vistiendo la camiseta del Sevilla FC. Me esfuerzo cada día para cumplir éste y todos los objetivos, a nivel de club y a nivel personal.

Ya se confirmó la marcha de Banega. Muchos señalan a Óliver Torres como el sustituto de Éver en el Sevilla. ¿Qué opina?

Últimamente llevaba unos partidos muy buenos en los que yo era consciente de que mi nivel de confianza estaba muy alto. Por otra parte, los jugadores podemos preparar los partidos de la mejor manera y luego las cosas pueden no salir como uno quiere. Obviamente me siento alabado por algunos comentarios que me dicen. Banega es Banega, un grandísimo jugador, un enorme profesional y una gran persona. Y yo soy Óliver… y lo que quiero es que ahora que se sabe que Banega se va pues que no piensen en el club en fichar a un sustito de Banega, porque creo que los sustitutos ya estamos en el Sevilla FC. No sólo conmigo, también con Jordán, el Mudo, Gudelj, Fernando… Tenemos que trabajar todos para que su ausencia se note menos y que cada uno aporte las características que tiene. A mí me gusta mucho el juego que tiene Éver. Intento aprender cada día de él. En la mejora diaria estará el futuro. Me siento muy bien, con muchas ganas y capacitado para ser mediocentro del Sevilla durante muchos años.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 19 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @abc_es: 🔴 #ÚLTIMAHORA La juez cita como imputado al delegado del Gobierno en Madrid por permitir el 8M pese al coronavirus https://t.co… - 2 horas ago