sevi3

Osasuna – Sevilla FC (1-1): Mucho sudor y poca puntería

Munir adelantó a los de Lopetegui y Chimy Ávila igualó la contienda; los locales jugaron con uno menos la última media hora por la expulsión de Oier

Por  23:02 h.
Osasuna
1
Sevilla
1
CA Osasuna: Juan Pérez; Moncayola (Unai Gacía, m. 71), Raúl Navas, David García, Estupiñán; Roberto Torres, Oier, Brasanac, Rubén García (Fran Mérida, m. 75); Chimy Ávila y Marc Cardona (Adrián, m. 28).
Sevilla FC: Vaclik; Jesús Navas, Diego Carlos, Koundé (Carriço, m. 59), Reguilón; Fernando, Éver Banega, Joan Jordán (Franco Vázquez, m. 59); Óliver Torres (Dabbur, m. 78), Munir y Chicharito.
Goles: 0-1, m. 10: Munir. 1-1, m. 45+2: Chimy Ávila.
Árbitro: Estrada Fernández (Comité Catalán). Mostró tarjeta amarilla a Koundé, Raúl Navas, Reguilón, Banega y Jesús Navas. Expulsó por doble amonestación a Oier (m. 48 y m. 61).
Estadio: El Sadar. 15.045 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Cielo nuboso y 7ºC. Partido de la 16ª jornada de LaLiga Santander 2019-20.

No pudo pasar del empate el Sevilla en el disputado y duro duelo de este domingo en El Sadar ante un Osasuna batallador y que llevó el choque hasta el límite. Munir adelantó a los nervionenses y el incombustible Chimy Ávila igualó la contienda. El conjunto de Lopetegui dio la cara y generó ocasiones suficientes como para haberse llevado los tres puntos. Dio todo lo que tenía. Fue técnicamente superior a su rival aunque ello no le dio para doblegar el orgullo de los locales. De nuevo faltó pegada. En la última media hora, el cuadro navarro jugó con uno menos por la expulsión de Oier, pero ni por esas el Sevilla consiguió su objetivo. El punto se sudó, fue trabajado y no sabe mal. En El Sadar han caído en esta liga equipos como el Valencia y el Villarreal. El Barça tampoco pasó del empate. Al Sevilla, otra vez, le falló la puntería de sus delanteros.

El técnico de Asteasu revolucionó su parcela ofensiva, dejando a De Jong en el banquillo y apostando por Chicharito Hernández como el hombre más adelantado. Óliver y Munir escoltaron arriba al mexicano, asumiendo el rol de los ausentes Ocampos y Nolito. Otra de las novedades fue la vuelta al equipo del brasileño Fernando Reges, recuperado de sus problemas físicos.

Nada más arrancar el choque, el Sevilla constató que tenía que enfundarse el mono de trabajo. La noche pamplonesa, como advirtió el propio entrenador en la previa, iba a exigir de lo lindo. Partido de mucho trabajo, de ir al choque… un examen físico de nivel para los pupilos de Lopetegui, que no renuncian a ningún estilo para llegar casi siempre a su objetivo. Osasuna salió presionando muy arriba, asfixiando las líneas de pase del Sevilla y ello propició un fallo clamoroso de Navas. El capitán erró en una cesión a Vaclik y el Chimy Ávila a punto estuvo de cazar la bola. No le quedó más remedio al portero checo que forzar el córner… aunque en el lanzamiento de esquina, los aprietos fueron mayores. El propio Chimy remató con la testa al travesaño. Se salvó el Sevilla por los pelos. Desconcentración general en la zaga visitante. Un jugador de poco más de 1,70 casi logró inaugurar el marcador de cabeza. Lo impidió sólo la madera.

No estaba el Sevilla a gusto. Y su línea defensiva, menos todavía. Koundé vio la tarjeta amarilla demasiado pronto por una entrada absurda sobre Brasanac en zona de nadie. Pero este Sevilla no se amilana por nada. Cuando peor parecía que lo pasaba, asestó el golpe a su adversario. Chicharito, muy activo y móvil en la primera mitad, filtró un balón espectacular para Munir desde el mediocampo y el atacante hispano-marroquí hizo el resto. Dejó sentado a Estupiñán en la frontal y ejecutó al portero del Osasuna con un sensacional disparo ajustado al palo. Golazo. 0-1. Rostros estupefactos en la grada de El Sadar.

Con el Sevilla en ventaja, en el ecuador de la primera parte se produjo un susto tremendo. Cardona chocó con los dos centrales nervionenses, Koundé y Diego Carlos, y cayó de forma violenta impactando en el suelo con la zona cervical. El miedo se apoderó del coliseo rojillo… Por fortuna, la rápida intervención de los servicios médicos solventó el trance y el delantero rojillo reaccionó rápido. Eso sí, Cardona tuvo que abandonar el partido en camilla para someterse a las pertinentes pruebas, como marca el protocolo para cualquier golpe en la cabeza. Acabó en el hospital con una conmoción cerebral. Todo quedó en un susto de aúpa.

Al poco de reanudarse el juego, casi sentencia el Sevilla. Banega trazó un pase de ensueño a Chicharito y el mexicano batió a Juan Pérez sin apenas ángulo. Estrada anuló el tanto, pero la jugada precisó de la revisión del VAR. El vídeo confirmó que el delantero sevillista partió, por muy poquitos centímetros, en posición antirreglamentaria. No pudo matar el choque el cuadro de Lopetegui y lo pagó caro en el tiempo añadido del primer acto. Fue Adrián el que se inventó un taconazo soberbio hacia el Chimy Ávila para que el argentino fusilara a Vaclik con un potente disparo. Imparable. 1-1. Vaya quebradero de cabeza el ex del Huesca para los de Nervión. Y qué jugador…

Las tablas hacían justicia por los méritos que habían contraído uno y otro equipo. Quizá Estrada Fernández estaba siendo demasiado permisivo con las numerosas faltas de Osasuna, que dibujaba un escenario nada cómodo para los de Nervión. El estilo local era agresivo. Y las chispas saltaron hasta en la zona técnica, donde en la segunda parte Arrasate estalló contra Lopetegui. En la reanudación, los locales fueron los primeros en avisar. Rubén García casi sorprende de lanzamiento de falta a Vaclik , que se agarró un enfado monumental con su barrera porque ésta se abrió como un flan en el golpeo del jugador del Osasuna. El Sevilla replicó por medio de Chicharito, pero el mexicano no supo aprovechar el extraordinario servicio de Banega.

Tras un error de cálculo de Koundé, Ruben García se quedó solo e impactó su chut contra el palo derecho de Vaclik. El partido era un correcalles. La pelota viajaba sin control de un área a otra. Lopetegui movió ficha y retiró del campo al desafortunado Koundé y a Jordán para dar entrada a Carriço y Franco Vázquez. Poco después, el Osasuna se quedó con uno menos… con media de hora de partido por delante. Oier vio su segunda amarilla tras una falta sobre Óliver Torres y dejó a su equipo en inferioridad numérica. A partir de ahí, el Sevilla apretó y se echó arriba. Chicharito y Banega disfrutaron de sendas oportunidades para marcar. Incluso Estrada llegó a señalar penalti de Juan Pérez sobre Chicharito, aunque el colegiado se retractó de su decisión tras revisar las imágenes en el monitor del VAR y comprobar que el portero rojillo tocó la pelota en su despeje.

En el tramo final el Sevilla lo intentó por todas las vías, con un Osasuna replegado, fatigado por el esfuerzo y pidiendo la hora. El portero local Juan Pérez se erigió en el héroe rojillo. Le sacó una espectacular al Mudo Vázquez. Y llegando al tiempo reglamentario, Dabbur, que había sido el tercer cambio de Lopetegui, disparó al palo en la gran ocasión que podría haber decantado el choque… no pudo ser. Un punto fue el botín. Un punto muy trabajado de un Sevilla que no logró desnivelar con un hombre más.

 

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 19 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @Miguel_An_Roman: Te tira un caño en un ascensor - 4 horas ago