pabloalfaro

Pablo Alfaro: “La eliminación en la Copa no puede empañar la temporada que está haciendo el Sevilla”

"Merece la pena seguir pensando que la temporada puede ser un éxito y que el trabajo se está haciendo bien", advirtió el aragonés

Por  22:23 h.

Palabra del Doctor Alfaro. Palabra de un exjugador que dejó la entidad meses antes del primer éxito europeo del Sevilla en Eindhoven en 2016, aunque figura como ganador tras haber participado con el club de Nervión en la primera parte del campeonato antes de marcharse al Racing de Santander, pero que más que todo eso dejó un gran recuerdo entre los seguidores sevillistas por su implicación y rendimiento en los años en los que lució la camiseta nervionense. Pablo Alfaro fue protagonista en el mediodía de este lunes en la radio oficial sevillista para, ahora desde el prisma de los banquillos (dirige a la UD. Ibiza), analizar la temporada del primer equipo del Sevilla.

“La temporada está dentro de lo previsto, con todos los altibajos. La decepción fue la Copa del Rey, sobre todo por cómo te eliminaron. Eso no puede empañar LaLiga, donde está muy bien clasificado, y la competición europea. En los meses más decisivos se está muy vivo. Merece la pena seguir pensando que la temporada puede ser un éxito y que el trabajo se está haciendo bien. Los jugadores tienen que ayudar desde casa a que esto siga siendo así”.

Cuestionado por cómo puede afectar el parón por el coronavirus a los jugadores de la plantilla sevillista, Alfaro comentó que “cuando te conviertes en entrenador hablas más del colectivo. De los que estaban, sin duda Jesús Navas sigue siendo el de siempre y le va a venir bien el parón. De los nuevos, como el Sevilla ficha mucho, hay muchos que están rindiendo de forma muy alta y no creo que quede otra que sacar rédito de ellos, como Ocampos, Diego Carlos, Koundé… Pero el colectivo es el que tiene que ser sólido, eficaz y con personalidad para que se puede disfrutar de ello”.

Por último, Pablo Alfaro valoró el cariño que le tiene la afición del Sevilla: “Es un orgullo eterno. Uno lo vive y lo siente así. En aquel momento elegí el camino sevillista y volví a ver la luz en todos los aspectos, personal y profesional. Cuando pasé a mi última etapa me dijo un amigo que ganar es muy difícil, pero ganarte el corazón de la gente es complicado y es para siempre. Eso lo llevo grabado a fuego dentro y estaré eternamente orgulloso”, finalizó.