Machín, en el Sevilla-Celta (J. M. Serrano)
Machín, en el Sevilla-Celta (J. M. Serrano)

Pablo Machín: “¿Un Sevilla de Caparrós contra un Betis de Machín? No lo descartes del todo”

"Los entrenadores tenemos que ser profesionales y dar el máximo para el club que confía en ti, así que nunca se sabe"

Por  10:06 h.

A mediados de marzo, el Sevilla anunciaba la destitución de Pablo Machín como técnico del primer equipo, cargo que viene siendo ocupado desde entonces por Joaquín Caparrós, el hombre que precisamente llevó al soriano al banquillo de Nervión comandando la extinta Dirección de Fútbol en la entidad sevillista. El relevo se produjo unas horas después de que el conjunto hispalense fuera eliminado en los octavos de final de la Europa League por el Slavia de Praga en la prórroga. Machín, tras dos meses en silencio, habló por primera vez en ‘El Larguero’, de la Cadena Ser: “La realidad es que ahora con Caparrós el club sigue en puestos de UEFA… las opciones de entrar en Champions han existido conmigo y con Caparrós también ha habido momentos en que parecía que se podía llegar. Además, ahora solo tienen una competición a la semana y pueden preparar mejor los partidos… yo tengo claro que hice muy buen trabajo, así lo siento. La lástima es que no pudiera terminar la temporada”, comentó acerca de la comparación entre su Sevilla y el actual, el de Caparrós.

Machín dejó entrever que su destitución no fue del todo justa. “Seguramente, aquel fatídico minuto en Praga tuvo mucho que ver. Habíamos hecho dos tercios de la competición muy buenos. Estuvimos en puestos Champions hasta dos jornadas antes de la destitución y llegamos a ser tres veces líderes. A nadie le gusta no poder acabar un trabajo, sobre todo cuando consideras que lo has hecho con una profesionalidad extrema y con detalles en los que no tienes mucho que ver”.

“Caí de pie en Sevilla, me sentí siempre valorado por la afición y también en la ciudad. Pese a la rivalidad Sevilla-Betis, incluso mucha gente del Betis me paraba y me pedía fotos… me decían que estaba haciendo un buen trabajo. Son cosas que suceden… un resultado puede cambiar muchas cosas”, añadió.

Además, no se cerró ninguna puerta, ni la del Sevilla… ni la del Betis. “Por supuesto que volvería al Sevilla, con los ojos cerrados. Es uno de los mejores clubes de España. Lo que he vivido en el Sánchez-Pizjuán con esa afición me lo quedo para mí, nunca lo voy a olvidar. ¿Entrenar al Betis? No sería la primera vez ni seguramente la última que ocurriera algo así… nosotros los entrenadores tenemos que ser profesionales y dar el máximo para el club que confía en ti, así que nunca se sabe… primero tendría que estar la propuesta y luego se tendrían que tomar las decisiones. ¿Un Sevilla de Caparrós contra un Betis de Machín? No lo sé, pero tampoco lo descartes del todo”, zanjó sorpresivamente el técnico.

Para finalizar, habló también de la situación de Setién en el Betis: “La afición sevillana es muy pasional, tanto para lo bueno como para lo malo, cuando los resultados no se dan. Seguro que Setién hizo un excelente trabajo la temporada pasada y es difícil mantener ese nivel… la afición es exigente. Nosotros tuvimos tardes muy buenas en el Sevilla, contra el Madrid, contra el Barça en el Sánchez-Pizjuán, pero quizá nuestro talón de Aquiles estuvo fuera de casa”.

Redacción

Redacción