Andrés Palop, en el sorteo en el que el Sevilla quedó emparejado contra el Slavia de Praga
Andrés Palop, en el sorteo en el que el Sevilla quedó emparejado contra el Slavia de Praga

Palop: «Al Sevilla le tienen un gran respeto en Europa, debe jugar con esa baza»

Fue la mano inocente que deparó el enfrentamiento ante el Slavia y fue clave en aquella eliminatoria ante el Shakthar cuyo duelo de ida culminó 2-2

Por  3:10 h.

Andrés Palop es una leyenda del Sevilla. Figura del Sevilla campeón de seis títulos en el segundo lustro del siglo XXI, ahora es entrenador de fútbol (fue despedido del Ibiza hace dos semanas) y analiza los partidos del equipo sevillista en televisión. Experiencia tiene de sobra, hasta tal punto que ya vivió una eliminatoria en la que su Sevilla cosechó un 2-2 en el duelo de ida en Nervión, para acabar llevándose el triunfo en el encuentro de vuelta a domicilio para acabar proclamándose campeón en aquella final en Glasgow donde el portero de l’Alcudia fue gran protagonista en tanda de penaltis ante el Espanyol de Ernesto Valverde.

–¿Cómo está?

—Antes con más presión, más trabajo, más fútbol, tratando de sacar el máximo partido a una plantilla como la del Ibiza. Y ahora más pausado, más tranquilo, viendo fútbol y dedicándole tiempo a la familia y a asuntos personales que dejas aparcados cuando tienes que llevar un equipo.

—¿Qué pasó en Ibiza, porque sus números eran buenos?

—Esa es la gran pregunta que nos hacemos todos. Entramos en la quinta jornada con el equipo en descenso con la misión de acercarlo al play off de ascenso. Creo que lo conseguimos con creces, nos colocamos sextos, cerca del play off, y tras ganarle al Murcia y empatar en Huelva y El Ejido se me comunica que la sensación del equipo que tienen no es buena y así no llegaríamos a play off. Estoy muy extrañado, todo el mundo me lo ha dicho también. Respeto su decisión, pero acabamos con la cabeza alta.

—¿Le dio tiempo a seguir al Sevilla?

—Es cierto que la ves más de refilón porque estás ocupado en tu trabajo. Sí les seguí más entre semana, en la Europa League, en la Liga menos porque coincidían horarios o viajes. Pero me mantenía informado.

—La victoria del otro día ante la Real Sociedad fue muy importante.

—El Sevilla ya nos mostró ahí una imagen de lo que se supone que puede hacer el equipo esta temporada. Se vio un equipo potente, trabajo resolutivo en ataque y fuerte en defensa. Llevan muchísimos partidos, y lesiones, y eso te merma. Ha dado ese bajón propio de cada temporada en un momento complicado. Ahora es donde se deciden los objetivos y dar un bajón ahora no es lo complicado. El otro día ante la Real Sociedad demostraron que si rinden a ese nivel, ni el Slavia ni el equipo que se ponga por delante los para. La cuarta plaza, de Liga de Campeones, aún es factible y los equipos que están por encima no son mejores que el Sevilla.

—¿Ha sido un problema de cansancio?

—No lo creo, no ha sido un equipo que solo use 13-14 jugadores. Machín ha usado a muchos jugadores y que creo que ha tenido un buen rendimiento. Creo que les han afectado mucho las lesiones. Han tenido que repetir algunos jugadores, bajas en el centro del campo que les dejaban sin variantes… Eso les ha pasado más facturas que el cansancio.

—Usted comentó el duelo de ida ante el Slavia, ¿qué le pareció?

—Un equipo muy físico, de calidad andaban más justos. Tuvieron bastante fortuna en los goles que anotaron y vi al Sevilla un poco temeroso, la necesidad de ganar tras la mala racha de resultados se le vio esa ansiedad. Creo que en Praga se verá a un equipo diferente, necesitaba esta victoria contundente ante la Real para afrontar con la máxima confianza el duelo ante el Slavia. El Sevilla, jugando a un nivel bueno, es superior a su rival.

—Coincidirá conmigo entonces en que, caer hoy ante el Slavia, sería un fracaso importante.

—Sería un palo duro. Sabemos del cariño que le tenemos a esta competición. El Sevilla es el rey de esta competición, se lo ha ganado, y caer sería un palo gordo. Hay que intentar ganar el partido y ofrecer una mejor imagen. Llegar a la final es complicado, pero pasar ante el Slavia es obligado.

—Y más con el respeto que infunde este Sevilla, que siempre va con el cartel de favorito

—Sí, así lo percibí yo cuando estuve en el sorteo. Sentí como los equipos no querían al Sevilla, saben que compite muy bien en este torneo, al que todos le tienen un gran respeto. Es bueno jugar con esa baza.

—Usted ya se midió al Slavia en Liga de Campeones.

—Recuerdo que ganamos 4-2 en Nervión, algo raro porque no encajábamos muchos goles en casa en Europa. Era como ahora, un equipo físico y rocoso. Pero allí en Praga dejamos clara la diferencia de potencial y les ganamos 0-3.

—Además, ya tiene la experiencia de jugarse una eliminatoria en el partido de vuelta con la ida 2-2 como local…

—Sí, ante el Shakhtar Donetsk en aquella Copa de la UEFA de 2006-2007. También en octavos de final, curiosamente. Recuerdo que empezamos perdiendo y al final pasó lo que pasó. Era mu similar a esta. Todos querían a ese equipo, parecía el más débil y que pasaríamos con facilidad, y al final marcamos (marcó Palop) en el 93 el 2-2 y acabamos llevándonos la eliminatoria en la prórroga. Y la Copa en Glasgow.

—Por qué no repetir, ¿no?

—Ojalá que se vuelva a vivir algo así, y con el mismo resultado.