Aspas y Emery, en el Sevilla-Español (Foto: J. M. Serrano)
Aspas y Emery, en el Sevilla-Español (Foto: J. M. Serrano)

¿Por qué Emery contó tan poco con Aspas en el Sevilla?: Lo explica a fondo el propio técnico

"Sólo puedo hablar cosas maravillosas de él; jugaba menos y me dio pena no darle más opciones"

Por  19:54 h.

Unai Emery escribió su nombre con letras de oro en la historia del Sevilla FC, alzando como entrenador tres títulos de la UEFA Europa League de manera consecutiva. Pese a todo, las temporadas del vasco en Nervión no fueron del todo fáciles en cuanto a algunos aspectos del juego que habitualmente le achacaba la afición. El ‘feeling’ con parte de la grada fue mejorable. Y también con algunos futbolistas de mucho nivel a los que, por uno u otro motivo, no pudo sacarles rendimiento, caso de Iago Aspas o Ciro Immobile.

Aspas, sin ir más lejos, protagonizó alguna que otra escena de enfado desde el banquillo, inmortalizada por las cámaras cuando Emery agotaba los cambios y el gallego se quedaba por enésima vez sin participar. Años después, Emery ha dado explicaciones: “Aspas es espectacular como persona y como futbolista. Lo están disfrutando en el Celta a un nivel muy alto. Había estado un año sin jugar en el Liverpool y ya en pretemporada tuve una conversación con él para decirle que veía que le costaba un poquito coger el ritmo de competición. Él me lo reconoció y luego hizo un gran trabajo”, ha asegurado el técnico vasco en una charla en redes sociales con su colega y también ex del Sevilla FC Diego Martínez, actual entrenador del Granada CF.

En la misma línea, Emery añade que “teníamos a Gameiro y a Bacca y acabamos jugando casi siempre con un 4-2-3-1, porque también teníamos a otros jugadores como Éver Banega o Denis Suárez para ese sistema. No había la certeza, pero sí una posibilidad alta de que Bacca se fuera en aquel mercado de verano. Al final se quedó y Aspas hizo más competitivo al equipo, pero le perjudicó a él, que tuvo menos minutos”. En efecto, el colombiano se quedó y no paró de meter goles. Y cuando lo reemplazaba Gameiro, el galo también veía portería, quedando Aspas como el gran damnificado de toda la situación.

“Como enganche también tenía a otros futbolistas. Tuvo pocos partidos y minutos, pero con un rendimiento muy bueno. Sólo puedo hablar cosas maravillosas de él. Jugaba menos y me dio pena no darle más opciones, porque ha demostrado con creces que remontó aquello y sigue jugando a un gran nivel y aporta mucho en el vestuario y fuera de él. Hacía vestuario, siempre estaba hablando de fútbol y fomentaba que la gente lo siguiera. Lo merecía, es un chaval encantador”, finalizó Emery sobre Iago Aspas.

Fernando Navarro sujeta a Iago Aspas en el banquillo (Foto: Cuatro)

Fernando Navarro sujeta a Iago Aspas en el banquillo (Foto: Cuatro)