Luis Rubiales, Irene Lozano y Javier Tebas
Luis Rubiales, Irene Lozano y Javier Tebas

El protocolo del CSD para los entrenamientos y las competiciones profesionales

Se ha hecho público hoy con una serie de pautas que pretenden propiciar "un retorno seguro, gradual y equilibrado"

Por  16:53 h.

El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha hecho público este sábado el ‘Protocolo básico de actuación para la vuelta a los entrenamientos y el reinicio de las competiciones federadas y profesionales’, una serie de pautas que pretenden propiciar “un retorno seguro, gradual y equilibrado” a la competición.

El protocolo, que es “de obligado cumplimiento” para todos los deportistas federados, profesionales y de alto nivel y para federaciones y entidades deportivas, ha sido coordinado por el Grupo de Tareas de Impulso al Deporte (GTID) del CSD y cuenta “con el visto bueno del Ministerio de Sanidad”.

Así, busca favorecer “un retorno seguro, gradual y equilibrado a los entrenamientos y a la competición del deporte, ofreciendo el más alto nivel posible de supervisión, y sin dejar a ningún deportista atrás”. “Es una propuesta focalizada en la seguridad de los deportistas y en la legítima expectativa de la vuelta a la normalidad de todo el sector deportivo, clave desde el punto de vista social y económico para la paulatina entrada de nuestro país en la nueva normalidad que emergerá de esta grave crisis sanitaria”, señala.

Además, el CSD espera que esta redacción de “buenas prácticas” pueda servir para “estar mejor preparados para futuras crisis sanitarias”. Por ello, “recomienda” que el Gobierno incluya como parte de este protocolo “un estudio científico y médico” diseñado por los Ministerios de Sanidad y de Ciencia, coordinado con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ejecutado bajo la dirección del CSD, sobre los efectos de la actual pandemia y de las medidas de confinamiento sobre los deportistas de alto nivel.

Por último, el CSD ha recordado que “el riesgo cero no existe” y que, por tanto “la conducta individual”, más allá del marco sanitario, “será determinante en el éxito” del protocolo.