Ivan Rakitic, en la sala de prensa de la ciudad deportiva del Barcelona
Ivan Rakitic, en la sala de prensa de la ciudad deportiva del Barcelona

Rakitic, su compromiso social con la vuelta del fútbol y su futuro

"Ha llegado el momento de devolver a la sociedad lo que nos da"

Por  9:45 h.

El futuro de Ivan Rakitic sigue siendo una incógnita. El croata termina contrato en 2021 y el Barça aún no le ha llamado a filas para estudiar su situación. Son varios los clubes europeos que andan pendientes del centrocampista. Entretanto, Rakitic nunca ha ocultado que si hay que salir, Sevilla es su anhelo, pese a las dificultades económicas que entrañaría la operación para el club de Nervión. En cualquier caso, el futbolista sólo tiene una cosa en la cabeza en estos momentos: volver a jugar y terminar la temporada con el Barça. Luego, ya se verá…

“¿Mi idea de futuro? Disfrutar del fútbol, poder empezar lo antes posible. Cuando eso pase y terminemos, será el momento de analizar toda la situación”, ha declarado Rakitic en una entrevista concedida a Marca.

El internacional muestra todo su compromiso y profesionalidad al asegurar que “ha llegado el momento de devolver a la sociedad lo que nos da. Creo que es el momento de que los que somos protagonistas del fútbol, demos un paso adelante, tiremos del carro y no lo digo por cuestiones económicas. Hace poco he leído la cantidad de millones que mueve en impuestos y puestos de trabajo, que el fútbol profesional en España ayuda al fútbol base y a otros deportes minoritarios. Me refiero a que socialmente debemos dar un paso, poder hacer que la gente se entretenga con lo que le gusta, que todos dejemos de pensar en virus y enfermedad, que volvamos a bromear con nuestro vecino del equipo contrario. Es importante que tengamos muchos motivos para abrazarnos cuando podamos hacerlo”, añade.

Además, Ivan Rakitic cuenta cómo está viviendo toda esta situación: “No sé si miedo es la palabra correcta pero si una sensación parecida. A mí la incertidumbre me preocupa mucho, soy una persona muy organizada que me gusta controlar y analizar todo con mi familia y mi gente cercana, teniendo a la familia repartida entre Sevilla, Croacia y Suiza… de esta última estaba muy preocupado las últimas semanas, menos mal que nos hemos podido conectar todos por vídeo llamada y mandarnos muchos mensajes cada día, pero reconozco que hemos pasado momentos de nervios. Gracias a Dios toda mi familia está bien”.

Por otra parte, lanza un mensaje de solidaridad hacia los que más han sufrido en esta pandemia: “Yo creo que hay muchísima gente que ha luchado y sufrido con esta situación, de alguna manera son nuestros héroes. Algunos se han llevado golpes irreparables. Me gustaría trasladarles mi apoyo, mi abrazo y mi reconocimiento para siempre. Jamás olvidaremos todo esto, pero no podemos quedarnos sólo con los datos negativos. Deberíamos mantener para siempre la solidaridad demostrada es esta época tan dura. Tenemos que sacar fuerza de donde sea para tirar hacia adelante. El mensaje que puedo dar es de apoyo total para los que han tenido pérdidas tan dolorosas”.

Finalmente, insiste en su idea: “Yo quiero jugar. Es evidente que debemos intentar volver con las mayores garantías sanitarias pero también debemos saber que nunca van a ser al 100%. Pero ese mismo riesgo lo van a tener todos los trabajadores en su vuelta al trabajo. Los empleados de un supermercados también se cambian en vestuarios y tienen las mismas posibilidades o más de contagiarse que nosotros. Ellos asumen ese riesgo y yo también quiero asumirlo. Creo que tenemos esa deuda y estoy seguro de que si le preguntamos a los aficionados a ellos les encantaría que hubiese fútbol. Tenemos que intentar hacer que la gente vuelva a disfrutar del fútbol, que nosotros los futbolistas podemos ser un ejemplo, dando apoyo a todos los trabajadores que nos han demostrado esa fuerza. Yo me quiero unir a esa fuerza. A nosotros la sociedad nos ha dado un estatus que está muy por encima de la media. Yo me fijo mucho en los aficionados y los esfuerzos que hacen para poder vernos en los estadios y en los canales de pago por televisión. Van a vernos a la salida del estadio, entrenamientos o aeropuertos. En esos momentos, cada vez que veo a un niño con mi camiseta puesta, pienso cuánto esfuerzo habrán hecho sus padres comprándosela. Ese esfuerzo es el que creo que tenemos que hacer ahora nosotros, prepararnos bien, intentar controlar los riesgos y devolver a la gente con nuestro fútbol el cariño que nos dan”, concluyó.