Sergio Ramos, tras su gol de penalti (Foto: Reuters).
Sergio Ramos, tras su gol de penalti (Foto: Reuters).

Ramos: “Mi salida del Sevilla se vendió de otra forma para que la gente no se le echara encima a Del Nido”

"Tuve un acto de rebeldía sólo con una parte de los ultras, pero el sevillismo tendrá todo mi respeto hasta el último día de mi vida", declaró también el de Camas

Por  11:21 h.

Sergio Ramos, capitán del Real Madrid y de la selección española, reflexionó sobre muchos temas en la entrevista a la que fue sometido por Jorge Valdano en el programa ‘Universo Valdano’, de BeIN Sports. Como no podía ser de otra forma, Ramos habló de su salida del Sevilla FC y de la polémica suscitada tras su celebración del gol que marcó en el encuentro de vuelta de los octavos de final de la presente edición de la Copa del Rey en el Sánchez-Pizjuán. Dejó Ramos su versión sobre su salida del Sevilla que tanta polémica ha levantado. “Han pasado muchos años y es cierto que quitando este último partido en Copa que tuve un gesto que marcó mucho a cierta gente, pero no se explicó bien mi salida. Se malinterpretó porque en esos momentos interesaba contarlo así para proteger la imagen del presidente y al final lo vas dejando pasar”.

“Yo soy sevillista, mi familia es sevillista y eso por mucho que piten o por mucho que opinen no lo va a cambiar nadie. Intentas que con el paso de los años cambien. No ha sido así, pero el sevillismo tiene mi respeto, aunque hay una parte que me ha insultado y no ha parado en cada visita que he hecho. Más actos que he tenido yo a nivel personal, simbólicos con el sevillismo con el caso de Antonio Puerta, no ha sido en ningún momento para cambiar nada porque es algo que me sale de dentro, actuar de esa manera. Tengo la conciencia muy tranquila”, manifestó.

Insistió Sergio en que su salida al Real Madrid “no fue un pago de cláusula”, si no un traspaso gracias a “un acuerdo que hubo entre el Madrid y el Sevilla”, pero “se vendió de otra manera para que la gente no se le echara encima” al presidente.

Aclaró además que su gesto tras marcar en el Sánchez Pizjuán a la grada, fue solo para “una parte de los ultras del Sevilla por los insultos y por las faltas de respeto” que han tenido siempre con él y su familia. “Tuve ese acto de rebeldía, pero por supuesto el sevillismo va a tener todo mi respeto hasta el último día de mi vida”, concluyó.

Redacción

Redacción