Correa, Vázquez, Mercado, Montoya y Vietto (Jesús Spínola)
Correa, Vázquez, Mercado, Montoya y Vietto (Jesús Spínola)

Real Madrid-Sevilla: contra casi todo

Un Sevilla mermado y a falta de un punto para cerrar su clasificación a la Champions visita el Santiago Bernabéu con el Real Madrid jugándose LaLiga

Por  3:55 h.
Real Madrid
0
Sevilla
0
Keylor Navas; Danilo, Nacho, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Modric, Kroos; James, Cristiano Ronaldo y Benzema.
Sergio Rico; Mercado, Nico Pareja, Carriço, Lenglet; Nzonzi, Kranevitter, Correa, Franco Vázquez, Jovetic y Ben Yedder.
Undiano Mallenco (Comité Navarro).
Santiago Bernabéu. Hora: 20.00 TV: BeIN LaLiga

Hoy domingo toca la visita al dentista. El Sevilla, en la penúltima jornada y a falta aún de rematar su clasificación a la próxima Liga de Campeones como cuarto clasificado en LaLiga (sólo le falta un punto para que sea matemático), jugará esta noche en el Santiago Bernabéu ante un Real Madrid que se juega el título y que tratará el duelo ante los de Sampaoli como una final.  Unos, los de Nervión, tienen que jugar; otros, los de Concha Espina, tienen que ganar. Parece claro, sobre todo, por las necesidades de cada uno, lo que podría pasar esta noche. Juega el Sevilla contra casi todo. Contra las sensaciones. Contra el ambiente. Contra las estadísticas. Y contra todo aquello que pueda hacer falta si al Sevilla le da por molestar algo a quien tanto se juega a estas alturas. Es la ley de este deporte. Guste o no guste, la visita al dentista, tan obligatoria como necesaria, le ha llegado al Sevilla y sólo le queda a sus jugadores, salga quien salga en el once, dar lo máximo y no esconderse en un escenario que recibirá la mirada de millones de espectadores a través de la  televisión.

El equipo nervionense dejó de ser hace ya un tiempo el equipo temible y son pocos, incluso los propios protagonistas, los que creen en cualquier opción de dar la campanada. Otra cosa hubiera sido hace unos meses, justo cuando medio mundo hablaba de las «fechorías» del Sevilla de Sampaoli. Pero ayer, escuchar  al entrenador del equipo sevillista, entre elogios al «mejor equipo del mundo» y la necesidad de hacer un buen papel en Madrid, servía de claro ejemplo para entender el momento de incertidumbre y de falta de ilusión que se vive en Nervión. Otros detalles que apuntan la dificultad de la cita se conocen al analizar lo que preparan algunas casas de apuestas, síntoma de que nadie o casi nadie cree en este Sevilla en Madrid. La victoria de los de Sampaoli se paga once veces más que la de los de Zidane. Y, a priori, y sin entrar en más detalles que el ver cómo llega un equipo y otro, es absolutamente normal. Lógico. El Madrid es un ejercicio constante de autoconfianza con el título de LaLiga en la mano y con la opción de hacer doblete ganando la Liga de Campeones a la Juventus mientras que el Sevilla, este Sevilla, el de marzo a la actualidad, es un equipo herido y deseoso de que acabe cuanto antes la temporada para que Sampaoli haga sus maletas y el nuevo proyecto empiece a dar sus primeros pasos.

Atrás quedan las espectaculares sensaciones que dejó el equipo en sus duelos anteriores ante el Madrid, ya fuera en la Supercopa de Europa, allá por el mes de agosto y donde sólo en el último suspiro perdió el título, y el encuentro que se jugó en la competición de la regularidad en enero en tierras sevillanas con Jovetic como artista invitado. En la Copa se vio otra historia, en gran medida, por los repetidos fallos de un Mateu Lahoz en el Bernabéu que condenó a los de Nervión. El Sevilla recuerda ese duelo, el último que se jugó en el campo del Madrid, y lo que se espera, al menos, es que en esta ocasión no haya interferencias de otro colegiado, Undiano Mallenco, al que en el Bernabéu no se le recuerda para nada mal. Con el árbitro navarro el Madrid ha ganado el 90 por ciento de los puntos disputados en su estadio en LaLiga.

Dicho lo cual, la firme intención de los jugadores del Sevilla es la de hacer un buen papel y dignificar un esquema de juego que parecía que lo iba a llevar hasta el mayor de los éxitos y que, sin embargo, en esta recta final lo está haciendo con cierto sabor agridulce. Para más inri, Sampaoli tuvo que dejar ayer en Sevilla a jugadores como Rami, Escudero, Iborra, Ganso y Nasri, todos lesionados, y optó por meter en la lista a futbolistas como los canteranos Diego González y Mena.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (Jefe de Deportes de ABC Sevilla). Profesor/Doctor en Comunicación (Universidad Loyola). #ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
@CanteraSFC @paco_fdez01 @SevillaFC Me alegro mucho, Paco. Besos por casa y a celebrarlo. - 10 horas ago