Sarabia y Correa (Foto: Juan José Úbeda).
Sarabia y Correa (Foto: Juan José Úbeda).

Sevilla FC-Deportivo (4-2): redención sevillista en Sábado de Pasión

El Sevilla se impuso con goles de Jovetic, Sarabia, Correa y Ben Yedder cortando una racha de cinco encuentros sin ganar

Por  11:17 h.

Buscar la definición de la palabra redención te ofrece un magnífico resumen de lo ocurrido ayer en el Ramón Sánchez-Pizjuán con el Sevilla. «Resultado de redimir o librar a alguien de una mala situación o dolor». Vamos, que ni pintado. El equipo de Jorge Sampaoli se redimió ayer ante el Deportivo de una racha negativa que prácticamente comenzó desde que fuera eliminado de la Liga de Campeones ante el Leicester. Sí, hubo un triunfo después de aquello, pero las sensaciones del equipo eran cada vez peores. Eligió el Sevilla un Sábado de Pasión para reencontrar el camino de la victoria y poner fin a ese ciclo que había dilapidado su ventaja en la tercera plaza con el Atlético de Madrid, una ventaja que ayer volvió a recortarse a un punto tras el empate de los rojiblancos en su derbi ante el Real Madrid. Fue un sábado de pasión, sin mayúscula, porque también volvió el ambiente a Nervión. El «regreso» de los Biris propició que el calor de la grada se sumase al ambiental para crear un caldo de cultivo que solo lo que ocurriera en el césped podía estropear. Monchi fue despedido como sólo los más grandes son homenajeados en el coliseo sevillista, y los últimos productos de su ávido sentido para encontrar a futbolistas que desemboquen en el éxito debían certificar la festiva tarde en Sevilla.
Y lo lograron, quizás a contraestilo, con más apuros incluso de los esperados, pero con la satisfacción de volver a sumar tres puntos que revitalizan a un equipo que afronta ahora siete citas en las que terminar de certificar una temporada notable en LaLiga Santander. No lo puso fácil el Deportivo, que llegó a igualar dos veces el marcador, pero que acabó sucumbiendo ante la incesante llegada de acercamientos del Sevilla, y ante sus propios errores en defensa. Sarabia y Correa tiraron de un carro en el que Jovetic evidenció que, si está bien, debe jugar por lo que genera, y porque casi siempre marca o asiste. Ahora, el Sevilla afronta una Semana Santa que pinta más a resurrección que a pasión y calvario, pero cuya verdadera faz ha de confirmar el próximo domingo en Mestalla ante el Valencia.
Tras la merecida ovación a Monchi en el terreno de juego, el sevillismo pronto pudo celebrar un tanto de su equipo. Aún no se habían sentado muchos sevillistas en su butaca cuando Jovetic ya había puesto por delante al Sevilla. El montenegrino metió la bota para anticiparse a Arribas y aprovechar una asistencia de Nzonzi por la izquierda. Pepe Mel volvía a vivir lo que, hasta en tres ocasiones, le ocurrió cuando dirigía al eterno rival sevillista, el Betis: otra vez encajó un gol en los primeros minutos del partido en Nervión. Eso sí, casi no se habían apagado los gritos de júbilo en la grada cuando el Deportivo volvió a llevar la igualdad al marcador. Un exsevillista como Kakuta anotó el 1-1 tras hacerle un autopase a Mariano y batir con un disparo cruzado a Sergio Rico, que le daba un puñetazo de rabia al césped por no haber desviado lo suficiente el balón para que no entrara en su portería. Eso sí, no le duró mucho la alegría al Sevilla, ya que dos minutos después Joselu ganaba un balón en la frontal, la pelota le llegaba a Kakuta que, tras deshacerse con un autopase de Mariano, batía en el disparo cruzado a Sergio Rico.
Un arranque frenético que nadie cortó. No había dominador claro del balón. Çolak lo intentó con un disparo que se marchó fuera, pero el conjunto de Sampaoli fue más efectivo y Sarabia subió el segundo empujando al fondo de la red un balón suelto de Lux tras centro chut de Escudero. Nueve minutos y se habían cantado tres goles en el Sánchez-Pizjuán. Pero decíamos que la posesión no era la nota predominante, Franco Vázquez perdonó en un disparo desviado y eso lo aprovechó un motivado Kakuta. El francés lo intentó con una volea que se le marchó desviada, pero pronto lució su buen toque al convertir de forma magistral una falta directa por mano de Pareja en la frontal del área.
El mazazo no hundió al Sevilla, algo que sí ocurría en duelos pasados. De la mano de Sarabia y Correa, los locales seguían intentando marcharse al descanso con ventaja. Precisamente ambos fueron los protagonistas del 3-2 del Sevilla. El madrileño botaba una falta desde la izquierda que peinó el argentino en el primer palo sorprendiendo a Lux. Un Joaquín Correa que también inició la jugada del que pudo ser el cuarto de la tarde. Una carrera suya desde la medular acabó en una apertura a la internada de Escudero, cuyo pase remató Franco Vázquez al palo, y el rebote, que le llegó a Jovetic, lo envió fuera el montenegrino con la portería para él. Sampaoli juraba en Arameo mirando al cielo. Sabía que ese tanto le hubiera aliviado de sufrir en la segunda mitad.
Sin embargo, tras el paso por vestuarios los ímpetus no fueron los mismos, especialmente en un Deportivo que ya no llegó con facilidad al área de Sergio Rico. Si continuó haciéndolo el Sevilla. Escudero probó desde lejos a Lux en un disparo que el meta envió a córner antes de que Sampaoli empezara a mover el banquillo. Dio entrada a Ben Yedder por un buen Correa, que parecía algo cansado, y poco después metió a Iborra por Nzonzi para ganar más pulmón en la medular. El valenciano dispuso de una doble ocasión, pero sus disparos fueron al cuerpo de Lux cuando el estadio ya cantaba el cuarto. El técnico argentino introdujo a Lenglet para cambiar el sistema y jugar con tres centrales. Un pelotazo del francés le llegó a Ben Yedder, solo, pero en su mano a mano con Lux el portero ganó la partida. Estuvo con la mosca tras la oreja el sevillismo todo el tiempo hasta que el propio Ben Yedder, esta vez sí, se redimía del error anterior a dos minutos del final, aprovechando un balón suelto en el área para picársela al meta deportivista y darle la tranquilidad a la parroquia local y romper la racha negativa de resultados del equipo. La redención llegó en Sábado de Pasión.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
RT @ireneaguiar_: Atención a esto: el TAD ha anulado el descenso del Reus a Tercera. Con la competición ya empezada, el Reus deberá ser re… - 12 horas ago