Aficionados sevillistas en la Supercopa de Europa (foto: AFP)
Aficionados sevillistas en la Supercopa de Europa (foto: AFP)

Resarcirse y mejorar a partir de otra final

El Sevilla estuvo a punto de conseguir el título ante el Real Madrid, pero a Jorge Sampaoli le faltan por plasmar sobre el césped bastantes de sus ideas

Por  4:39 h.

El enfado no se le había pasado todavía a la expedición del Sevilla que puso rumbo al aeropuerto de San Pablo. Aunque el que estaba enfrente era el Real Madrid, en el club vieron demasiado cerca el título de la Supercopa de Europa y, lo que es peor, apreciaron cómo se escapó más por deméritos propios que por virtudes del rival. Así, la idea del equipo sevillista es la de resarcirse a través de la Supercopa de España con el Barcelona, aunque son conscientes de que para ello deberán mejorar en bastantes aspectos. Y es que, aunque el Sevilla fue de menos a más y tocó el triunfo con la yema de sus dedos, Sampaoli tiene trabajo ante sí. Es normal porque la final se jugó con diez días por delante para que empiece la Liga, pero es cierto que muchos de los aspectos que el argentino ha ido pregonando como innegociables todavía no se han visto reflejados sobre el terreno de juego.

Sistema
Desde que llegó, Sampaoli ha dejado claro que será atrevido. Es más, en la rueda de prensa previa a la final llegó a decir que no se sentiría bien ganando haciéndolo sin su idea de juego. Pues bien, aunque en la segunda mitad dominó y fue mejor que el Real Madrid, al Sevilla le faltó presión arriba y verticalidad. Es más, la defensa de tres sólo la aguantó los primeros cinco minutos.

Posesión
En esta parcela sí que se vio reflejada la mano del preparador argentino. El Sevilla fue teniendo cada vez más la pelota, ya fuera por iniciativa propia o porque el Madrid se relajó una vez que hizo el primer gol. El dominio fue claro, pero debe transformarse en peligro, algo que no ocurrió. Durante demasiados minutos del encuentro, la pelota fue sevillista pero demasiado lejos del área de Kiko Casilla.

Buen trato del balón
Lo que sí está claramente identificado con este Sevilla es el buen trato del balón. Sampaoli tiene ordenado que no se manden balones en largos y que la pelota siempre se saque jugada desde atrás. Los de Nervión apenas perdieron el esférico en este aspecto y demostraron que sin el balón se sienten incómodos.

Juego del portero
Precisamente a colación del punto anterior, es conveniente tratar el asunto del guardameta. Y que éste tampoco debe, salvo que sea la última opción, sacar el balón en largo. Y eso, de momento, es un lastre para el equipo con Sergio Rico como portero. Al cancerbero le cuesta mucho el juego con los pies y en más de una ocasión estuvo a punto de poner en aprietos a sus compañeros.

Juego ofensivo
Sólo hay que echar un vistazo al once titular para ver que Sampaoli salió al ataque, pero eso se debe transformar en ocasiones, algo de lo que careció el Sevilla en Trondheim. Tuvo el dominio y marcó dos goles, pero fueron prácticamente las dos únicas ocasiones de los de Nervión. Faltó verticalidad y asumir más riesgos. De hecho, Vietto pasó casi desapercibido, y la solución de Sampaoli fue dejar luego como delantero a Franco Vázquez.

Fichajes
Aunque sólo fueron de la partida tres, dos de ellos dejaron bastantes detalles que invitan a ser optimistas. Vietto estuvo desaparecido, pero Kiyotake fue el mejor de la primera parte en el aspecto ofensivo y Franco Vázquez fue de menos a más en el encuentro hasta ser el más destacado junto a Vitolo quien, por cierto, debe ser titular siempre en este equipo sea en la posición que sea.

Tiempo
No hay que alarmarse ni porque el título no fuera a la vitrina del Sánchez-Pizjuán ni porque hubiera errores ya que es normal que a Sampaoli le falten por pulir algunos detalles. El cambio de jugadores y sistema ha sido radical y a 9 de agosto es normal que no esté compactado al cien por cien. Hay tiempo por delante y, sobre todo, oportunidades. La primera, una final.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román
Reyes fue un jugador espectacular. Pero es que, además, trascendió más allá del terreno de juego. Fue un ídolo para… https://t.co/9Bfl64Sa4K - 2 horas ago