Muriel, en el Sevilla-Extremadura (Juan Flores)
Muriel, en el Sevilla-Extremadura (Juan Flores)

Resumen y goles del Sevilla-Extremadura (2-1)

Marcaron Nolito y Sarabia

Por  14:58 h.

El Sevilla ganó su último amistoso de la pretemporada (2-1) al Extremadura, recién descendido a Segunda pero que ofreció resistencia en el Sánchez Pizjuán, pues mantuvo el partido empatado hasta los diez minutos finales, cuando Pablo Sarabio marcó el gol de la victoria local. Los mediocentros sevillistas, Amadou y Roque Mesa, asfixiaban al cuadro pacense en la salida del balón y fruto de esa presión llegó la primera ocasión clara del encuentro, que desperdició Marc Gual al cabecear demasiado centrado el centro templado con el que Navas le ofreció en bandeja el primer gol.

Pablo Machín, que se precia de trabajar mucho la estrategia ofensiva, designó a Roque Mesa como lanzador de todas las faltas laterales y dos centros del canario generaron sendas oportunidades para Gual y el debutante Gnagnon, que no pudieron precisar sus respectivos remates. Nolito comenzó con muchas ganas la segunda mitad y al minuto, largó un zurdazo seco desde el borde del área que detuvo Manu García, quien no pudo evitar el primer gol en la jugada siguiente, marcado por el sanluqueño al rematar desde el punto de penalti un centro de Ben Yedder.

Los hombres de Juan Sabas no habían mostrado apenas nada en ataque, hasta que Carlos Valverde, su futbolista más incisivo, penetró por la derecha y puso un pase de la muerte raso que Rennella no acertó a desviar pero que barrió Samu González en el segundo palo para empatar la contienda. Aunque Rennella quiso adelantar al Extremadura con una vaselina lejana, el Sevilla siguió mandando y se adelantó en una jugada en tres toques: apertura de Kjaer de cuarenta metros para Navas, quien centra de primeras y encuentra la cabeza de Sarabia, cortante en su trayectoria hacia el primer palo.

En el tramo final, el Sevilla pudo ampliar la cuenta con dos remates francos que Ben Yedder no pudo precisar y, sobre todo, con un penalti fabricado por Ganso gracias a un regate inverosímil que Banega lanzó blandito permitiendo la parada de Manu García.

Redacción

Redacción