Monchi, en rueda de prensa (foto: Raúl Doblado)
Monchi, en rueda de prensa (foto: Raúl Doblado)

Revalorizar al plantel, una necesidad en el Sevilla

La fuerte apuesta económica del Sevilla esta temporada con 13 fichajes busca también incrementar el valor de una plantilla que ha decaído

Por  4:00 h.

Desde que en el Sevilla pensaron en el regreso de Monchi para que se pusiera, de nuevo, al mando de la dirección deportiva, una consigna estaba fijada en la agenda de la entidad y del propio Monchi; volver a hacer de la plantilla sevillista un referente de rendimiento y revalorización de jugadores. Una misión que el de San Fernando ha empezado a enmendar desde ya con las incorporaciones realizadas en el mercado. Evidentemente, le han faltado medios y recursos para hacer esa revalorización más efectiva, sobre todo por el lastre de no haber podido sacar a alguno de sus descartes por el importe que le hubiera gustado, porque no llegaron ofertas de traspaso convincentes por varios jugadores que han debido marcharse cedidos finalmente.

A nadie se le escapa que operaciones como las de Promes y Muriel, o salidas en forma de cesión como las de Kjaer, Roque Mesa, Aleix Vidal, Gnagnon o Amadou se han producido con jugadores por los que no se ha podido recuperar la inversión efectuada, en el caso de los dos primeros, y con la esperanza de que los periplos de los cedidos sean lo suficientemente productivos para que recuperen valor en el mercado en esta campaña 2019-2020.

Por especificar en casos concretos, según datos de la web transfermarkt, la caída en el valor de mercado de jugadores que han visto la puerta de salida este año ha sido evidente. Sergio Rico, portero cedido al PSG, está valorado en 12 millones, cuando llegó a estarlo en 20 hace poco más de año y medio. Kjaer, jugador que le costó al conjunto de Nervión 12 millones de euros, ha caído en su cotización hasta los ocho por su deficiente rendimiento en el conjunto de Nervión. Ahora, en el Atalanta, que disputa la Liga de Campeones, esperan en la entidad que vaya al alza. Gnagnon es otro caso significativo. Llegó el verano pasado a cambio de 13,5 millones de euros, pero su valor en el mercado ha descendido hasta los seis en sólo una temporada. Ahora buscará reencontrarse en su cesión al club desde el que llegó, el Rennes. Algo semejante ha vivido Amadou, centrocampista firmado también la temporada pasada y que ha pasado de los 15 millones pagados por él a una valorización de 7 millones, culminada con una cesión al Norwich de la Premier League.

Ante esta tesitura, Monchi se encontró con serios problemas para colocar a los descartes y disponer de más efectivo para terminar de acometer los fichajes que le restaban por hacer. De hecho, estaba también atado en una de las dos grandes ventas que ha hecho. Sarabia, por su cláusula de 18 millones de euros, tenía un valor de mercado muy superior, pero la venta sólo pudo cerrarse en 20 gracias a la ayuda del jugador. Ese ‘debe’ sí es del propio Monchi, que fue el que le firmó en su momento, seguramente no esperando el gran rendimiento del madrileño, y no pudiendo atarlo antes de irse a la Roma.

Este año es importante en el club. La entidad ha respaldado a Monchi en su apuesta y ha invertido la mayor cantidad en fichajes de su historia para volver a ser un club ambicioso, que luche por alcanzar la cuarta plaza del campeonato y por intentar ser protagonista en la Copa del Rey y la Liga Europa. Esa fuerte inversión ha llevado a invertir cantidades altas por jugadores como Koundé (22 millones) o Rony Lopes (25), al margen de otros de un importante valor como Ocampos (15) o Diego Carlos (15). Todos ellos entran en el perfil habitual de jugadores con posible revalorización en un futuro cercano con el que obtener plusvalías. Eso sí, la apuesta por el central galo y el brasileño ex del Mónaco van a exigir que su protagonismo vaya creciendo a lo largo de la temporada.

Por el momento, jugadores como Jordán o Diego Carlos empiezan a dar visos de esperanza de un importante crecimiento en su valor de mercado. Otros jugadores como Fernando o Chicharito se salen de ese perfil de jugador que le gusta a Monchi por su escaso margen de plusvalía, pero son igual de necesarios para darle experiencia y veteranía a un equipo que careció de ella en épocas recientes.

Sea como fuere, la temporada no ha hecho nada más que empezar y el proyecto de Lopetegui apenas ha puesto tres ladrillos en un edificio que esperan en el club que crezca conforme pasen los meses. No en vano, como todo en el fútbol, lo que ocurra en el campo determinará en gran medida si la apuesta de Monchi vuelve a revalorizar a la gran mayoría de los jugadores que llegan. Siempre hay luces y claros, pero el de San Fernando ha sido un experto en generar plantillas con réditos deportivos y económicos envidiables.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
Jaja, vaya crack https://t.co/Fi5JpSp0FM - 3 días ago