Del Nido y Monchi

Roce subido de tono entre Del Nido y Monchi en la Feria

La fuerte discusión se produjo en una caseta y tuvo que intermediar entre ambos el exbético David Rivas

Por  14:05 h.

Incidente poco agradable el que aconteció ayer en la Feria de Sevilla entre el expresidente del club de Nervión José María del Nido Benavente y el actual director general deportivo del club, Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi. Ambos coincidieron en la caseta del gaditano en el Real y el encuentro, lejos de ser cordial, terminó enturbiándose hasta el punto de acabar en una acalorada discusión entre ambos.

Según apuntan los compañeros de Deportes Cope Sevilla, Del Nido le reprochó alguna cuestión a Monchi relativa a su vuelta al club y éste le contestó visiblemente molesto. El roce fue tal que tuvieron que intervenir varias personas para que la cosa no fuera a mayores. Hubo cruce de palabras subidas de tono e intermedió entre los dos sevillistas para poner paz el exbético David Rivas, actualmente ejerciendo en una agencia de representación de futbolistas y que también se encontraba en la caseta junto a otros compañeros como Campano. Del Nido apareció acompañado por sus hijos. Asimismo, fue testigo de los hechos el exdirigente sevillista y actual presidente del Cádiz, Manuel Vizcaíno.

Tal y como indican las mismas fuentes, Monchi estaba tranquilo en la caseta de la que es socio, ejerciendo de anfitrión. El contexto era de una situación cordial y sorprendió a los allí presentes la irrupción de Del Nido tras los preceptivos saludos. Fue algo desagradable para el director deportivo. Cope apunta a un posible tema de “celos” del expresidente por el hecho de que Monchi haya regresado al Sevilla FC de la mano del actual máximo mandatario, José Castro, con el que Del Nido ha mantenido enormes diferencias e incluso pulsos en los tribunales en los últimos años. En la confrontación, habría acusado a Monchi de ayudar a los actuales dirigentes, con Castro a la cabeza, a “cargarse el club”.

El pasado mes de marzo, Monchi dijo en su presentación que “no me fui por nadie, ni porque me llevara mal con nadie. Hoy están los mismos que estaban cuando me fui. Me fui porque creía que era el momento que tenía que salir, me estaba quedando anquilosado y necesitaba motivaciones externas. Estoy aquí no porque sea sevillista, que lo soy. Tampoco para salvarle el culo a nadie, ni porque el Sevilla tenga problemas, pues es un club saneado y envidiado en el mundo. Me han transmitido una idea de futuro del Sevilla que coincide mucho con lo que yo tengo en la mente de lo que tiene que ser el Sevilla del futuro. Tengo el deber de invertir ese crecimiento personal en el club al que quiero”.

Redacción

Redacción