Javier Saviola.
Javier Saviola.

Saviola y la repercusión del coronavirus: “Me hubiera bajado el sueldo sin lugar a dudas”

"Nadie quiso que pasará todo esto y yo creo que hay que ponerse en el lugar de lo que está siendo está epidemia", señala el argentino

Por  12:13 h.

Javier Saviola, exdelantero de River Plate, Barcelona, Sevilla FC, Real Madrid y Málaga, entre otros, reside desde hace tres años en el Principado de Andorra con su mujer Romanela Amato y sus dos hijos: Julieta y Fabricio. Vive su confinamiento a causa del coronavirus en su casa del Principado de Andorra, preocupado por la salud y por el estado de su familia. Subraya el exjugador argentino el “encomiable” trabajo de los médicos y asume las consecuencias que va a provocar esta crisis. Saviola procura situarse en el lugar de la gente afectada por la situación. En pleno debate por las rebajas salariales en el mundo del fútbol no hubiera dudado en quitarse parte del sueldo si siguiera en activo.

“Lo hubiese hecho sin lugar a dudas. Aquí está claro que nadie quiso que pasará todo esto y yo creo que hay que ponerse en el lugar de lo que está siendo está epidemia. Lo que están sufriendo también los clubes, las empresas y en definitiva de lo que está sufriendo el mundo. Hay que ponerse en la piel de toda está gente”, señala en una entrevista con EFE.

Saviola se retiró del fútbol profesional en el 2016 y a sus 38 años aún sigue jugando, pero al fútbol sala en el Sideco FC Encamp. En un deporte en el que dio sus primeros pasos, en una pista de 40×20 con la Asociación de Fomento Parque Chas.

“Intentando ser prudente, tomando muchísima precaución y después estamos mucho con nuestros dos hijos. Hago deporte con una máquina de hacer remo que me compré antes de empezar todo esto del confinamiento y de esta manera me puedo mantener un poco activo. Lo más importante es que con los niños estamos muy concentrados en las actividades escolares que nos envían. No piden salir de casa porque son conscientes de la dificultad de la situación y del peligro que tenemos todos”, cuenta Saviola sobre el confinamiento.

 

“Ahora lo más importante son los médicos que están luchando cada día y cuidando de la gente que peor lo está pasando con el coronavirus. Ellos saben que corren mucho peligro de contagiarse y siguen al pie del cañón. Los importantes son ellos. Lo más importante es salvar vidas. A nosotros, ya que nos sigue mucha gente, nos toca dar ejemplo y que la gente vea que tomas precaución y que estás en casa haciendo caso a todas las recomendaciones”, afirma el argentino, pendiente siempre del estado de su madre, que vive en Madrid. “La llamo cada día para hablar con ella e intento tenerla animada y también que hable con sus nietos, que se le cae la baba con ellos. Habla con ellos y le da una fuerza enorme. Eso sí, yo estoy muy encima de ella, y durante mucho tiempo porque esté bien anímicamente ella y también para que se sienta acompañada”.

Saviola reconoce que echa “a faltar muchísimo” el mundo del fútbol “y más cuando estás ligado continuamente a este deporte. Ni mirarlo, ni jugarlo, ni disfrutarlo al aire libre o de estar un rato con tus amigos. Creo que es complicado para todos los que aman este deporte. Extrañamos todos lo que nos lleva la vida normal y cotidiana como la gente que va a trabajar, que hace o sigue otro deporte- Todos extrañamos lo que hacíamos habitualmente”.

 

Sobre la gestión que están haciendo los clubes españoles con casos de bajadas de sueldos y ERTE, Saviola considera que “cada uno tendrá su opinión. Lo más importante, ahora mismo, no es el fútbol sino la gente que está sufriendo y también los que están batallando en primera línea. Eso sí, a nivel de lo que están haciendo los clubes, no podemos comparar los que tienen un presupuesto más grande o más pequeño. Yo creo que hay que hacer este tipo de comparación y ayudarlos. Ayudar a los que más lo necesitan”.