El Camp Nou, Toedtli y los cambios de ritmo de Marcos Vales

Por  17:10 h.

Pocas veces resulta apetecible visitar el Camp Nou. Menos aún con las relativas necesidades que tiene el Sevilla a día de hoy en forma de resultados. No en vano, el estadio azulgrana es uno de los feudos en los que más difícil resulta conseguir un resultado medianamente positivo, algo que se ha acentuado en los últimos años. En el caso del Sevilla, la última victoria liguera en el campo del Barcelona permanece en la retina de todos los sevillistas, aunque esté algo lejana en el tiempo. Fue un 15 de diciembre de 2002 con Caparrós en el banquillo y, curiosamente, también se llegó a dicho encuentro con ciertas urgencias, aunque mucho mayores que las de ahora.

Era la jornada 13 y el Sevilla estaba en puestos de descenso con tan sólo once puntos. Sin embargo, aquel Barcelona, con Fernando Navarro como titular, terminó sucumbiendo con un sonrojante 0-3, si bien es cierto que el conjunto azulgrana andaba por aquel entonces a la deriva. Un encuentro que tuvo dos protagonistas algo inesperados. Con 0-1 en el marcador (tanto de Casquero desde los once metros al poco de empezar), Mariano Toedtli entraba al campo por Antoñito en el minuto 71. Poco después de saltar al césped, el delantero argentino hizo el 0-2 de cabeza, tras un saque en largo de Notario y con permiso de la pájara de la defensa azulgrana. Ya en el 89, Marcos Vales dejaba atrás a Saviola y a Gabri, en memorable carrera por la banda diestra, con dos cambios de ritmo espectaculares, y servía a Toedtli para que hiciera el tercero. El tanto encendió las iras del Camp Nou, que explotó con una pañolada hacia un palco y un club inmerso en el peor momento de su época más reciente.

Redacción

Redacción