Pablo Machín, José Castro y Joaquín Caparrós, en un acto del Sevilla (J. J. Úbeda)
Pablo Machín, José Castro y Joaquín Caparrós, en un acto del Sevilla (J. J. Úbeda)

El Sevilla, al mercado con cash y solvencia

El club duplicó su tesorería en el último año; el efectivo disponible roza los 70 millones y hay margen de sobra con el tope salarial marcado por LaLiga

Por  4:00 h.

El estado de las cuentas del Sevilla sigue en un nivel óptimo y en franco desarrollo. Así lo volverá a corroborar el club en su junta de accionistas del mes que viene. La leve retracción presupuestaria por el hecho de no participar esta temporada en la Liga de Campeones no afectará a las partidas que más importan al aficionado, como son la inversión en fichajes y el gasto en infraestructuras. La sociedad está preparada para afrontar con un notable músculo económico las próximas contingencias y necesidades deportivas.

Pese al buen rendimiento del equipo en la primera parte de la actual campaña, tanto el entrenador, Pablo Machín, como el presidente, José Castro, y la Dirección de Fútbol que comanda Joaquín Caparrós estudian las posibilidades de mejorar el plantel en el próximo mercado de enero. Pueden llegar caras nuevas para apuntalar la línea defensiva y la delantera. E incluso el centro del campo.

Y el «cash» está preparado. Más que nunca. La acumulación de reservas y resultados de la entidad están implicando, según la propia gestión del club, un «importante fortalecimiento patrimonial», de manera que los fondos propios al 30 de junio de 2018 se elevaron hasta 100,6 millones de euros. El pasado mes de octubre, durante su intervención en la Tertulia Cisneros Palacios, el presidente, José Castro, ya hablaba de «unos fondos propios positivos que superan los 120 millones de euros».

La situación financiera del Sevilla para acudir al próximo mercado de fichajes es muy favorable. Los indicadores económicos de la entidad se asientan en la ausencia de endeudamiento financiero neto y en disponer de una tesorería de 66,3 millones de euros al 30 de junio de 2018. De mantener la tendencia, esa cifra será mayor en enero cuando se abra la ventana de fichajes. Y, sobre todo, hay que destacar que dicha disposición de efectivo del club se ha duplicado prácticamente con respecto al ejercicio anterior, ya que en junio de 2017 era de 35,9 millones de euros.

Tampoco hay problemas con el tope salarial fijado por LaLiga. El máximo gasto que la patronal de clubes permite al Sevilla para esta temporada 2018-19 es de 162,7 millones de euros, una cifra que está muy por encima de los costes que tuvo la plantilla nervionense en el ejercicio 2017-18 (140,7 millones) y teniendo en cuenta que para esta temporada se ha reducido aún más esa masa salarial, pasando de 26 a 23 fichas profesionales y con el descenso del Sevilla Atlético.

El propio Joaquín Caparrós ha reconocido esta semana que el club trabaja intensamente en la incorporación de los refuerzos que ha solicitado Machín: «Estamos buscando desde el 1 de septiembre perfiles de futbolistas que se adapten a lo que queremos, pero no es fácil mejorar esta plantilla. Estamos muy contentos con los futbolistas que tenemos. También debemos tener en cuenta que no queremos algo que pueda afectar al grupo… si vemos algo que mejore la plantilla, seguro que lo vamos a traer», admitió el director de Fútbol del Sevilla.

Tres puestos son los susceptibles de mejorar. El de mayor urgencia apunta a la línea de centrales, donde el equipo ya ha acusado en lo que llevamos de temporada las lesiones de algunos de sus hombres importantes, caso de Kjaer y Mercado. Además, el rendimiento de los nuevos en esa posición (Gnagnon y el reconvertido Amadou) dista bastante, por ahora, de ser el óptimo. También preocupa el centro del campo, donde Éver Banega y Franco Vázquez lo tienen que jugar casi todo. De hecho, los argentinos son los futbolistas de la primera plantilla que más minutos acumulan junto al defensa Sergi Gómez y el portero Tomas Vaclik.

De igual manera, la secretaría técnica rastrea el mercado de delanteros. Machín viró su sistema para acabar jugando con dos puntas y cuando se ausenta la pareja titular de atacantes (André Silva y Ben Yedder), como ha ocurrido en los últimos partidos, el equipo se resiente. A la espera de que Promes exhiba su mejor nivel y de que se clarifique también el futuro de Muriel, el club sondea el mercado de arietes en busca de un perfil contrastado que llegaría, preferiblemente, como cedido en enero. Hay que recordar que durante el pasado verano, la inversión del Sevilla en fichajes ya alcanzó los 61 millones de euros.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @Orgullo_Nervion: El domingo es la #CarreraAficionesABC y todavía estás a tiempo de apuntarte y defender al #SevillaFC https://t.co/W677… - 3 horas ago