Rakitic le dio la victoria al Sevilla en el descuento

Por  14:00 h.

Una buena jugada de Marin por la banda derecha y rematada de cabeza por Rakitic en el minuto 92 le dio la victoria a un Sevilla que había protagonizado un mal encuentro, sobre todo, en la segundad mitad. Eso sí, el equipo de Emery creyó en el triunfo hasta el final y sumó tres puntos de oro para subir posiciones en la tabla. Llega ahora el parón liguero y el tiempo para que Emery, con nueve puntos en el bolsillo, busque pronto soluciones a un juego que necesita mucha mejora.

Sevilla FC 2 Almería 1
2 – Sevilla FC
Beto; Figueiras, Fazio, Nico Pareja, Alberto Moreno; Rakitic, Iborra (Cristóforo, m. 70); Jairo (Trochowski, m. 86), Marin, Rabello y Gameiro (Bacca. m. 46).
1 – UD Almería
Esteban; Nelson, Trujillo, Pellerano, Dubarbier; Tébar (Azeez, m. 59), Verza; Suso (Soriano, m. 87), Vidal (Barbosa, m. 64), Christian y Rodri.
Goles
1-0, m. 5: Gameiro, m. 63; 1-1, m. 22: Rodri. 3-1. m. 92: Rakitic.
Árbitro
Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Mostró tarjetas amarillas a Verza, Rodri, Iborra, Alberto Moreno y Cristóforo.

Comenzó el Sevilla llevando el control del juego y el Almería a la expectativa tratando de frenar las primeras ofensivas del conjunto de Emery. Pronto se dibujaron los sistemas tácticos de los dos conjuntos y pronto, muy pronto, llegaría el primer tanto del conjunto nervionense. En el minuto cinco, tras un error infantil de Christian y Esteban, el francés Gameiro se llevó el balón con picardía y marcaría el primer tanto ante el desconcierto de la defensa almeriense.

A partir de ahí, el encuentro pasaría a un estado poco natural, al menos, sobre lo que tenía pensado el entrenador del Almería, Francisco, que se vio obligado a las primeras de cambio a dar un vuelco a su estrategia de juego. Los futbolistas del Almería dieron un paso adelante en la búsqueda del empate, lo que posibilitó que los sevillistas encontraran espacios y jugaran con facilidad al contragolpe.

Sin embargo, cuando peor lo estaba pasando el equipo visitante, y con un Sevilla en tromba hacia la portería rival, un error en el marcaje de los centrales sevillistas hizo que Rodri, tras un gran pase al hueco de Suso, pusiera el 1-1 en el marcador. El tanto cayó como un jarro de agua fría en el equipo de Emery y se vivieron entonces los minutos de mayor desequilibrio, con el balón en las dos áreas y con la incertidumbre lógica por lo ocurrido.

En la segunda mitad, con el cambio obligado de Bacca por Gameiro, lesionado, el equipo de Emery siguió con la misma línea de juego, tratando de general ocasiones para marcar y, sobre todo, intentando ser más certero en el remate. Pero las imprecisiones fueron a más y los jugadores sevillistas no terminaban de encontrar un camino para derribar la telaraña almeriense.

Un disparo de Iborra desde fuera del área y que desvió Esteban con algunos apuros fue la única ocasión clara del Sevilla en la segunda parte. Emery movió ficha e hizo jugar a Cristóforo por Iborra (al igual que Gameiro, con problemas físicos), y a Trochowski por Jairo. El Almería, por su parte, se encerró atrás y dio por bueno el empate. Hasta que apareció Marin, por la banda derecha, y centró en el 92 para que Rakitic rematara de cabeza y le diera una sufrida victoria al Sevilla.