Nolito, en una jugada en el partido ante el Simba (Foto: SFC)
Nolito, en una jugada en el partido ante el Simba (Foto: SFC)

El Sevilla arregla en los minutos finales el amistoso ante el Simba en Tanzania (4-5)

El duelo fue el último partido de Joaquín Caparrós como entrenador del Sevilla

Por  20:05 h.

El Sevilla termina su etapa en Tanzania tras disputar el amistoso ante el Simba Sports Club, en un envite en el que el equipo local consiguió sorprender en los primeros minutos al equipo de Joaquín Caparrós, protagonista involuntario en el que ha sido el último partido del técnico utrerano en el banquillo sevillista. El equipo de Nervión, que iba perdiendo 4-2 en el minuto 84, pudo remontar un encuentro al darle la vuelta al resultado en los instantes finales.

No hace falta escribirlo en suajili: El equipo sevillista salió dormido, sin alma, y estuvo mucho peor que su rival, que salió mordiendo desde el comienzo. Al menos tras contabilizarse la hora de partido. Los jugadores acusaron el estado del terreno de juego, muy seco y pesado, y la humedad así como las altas temperaturas propias del continente africano. A esos factores externos se sumaron importantes errores defensivos que el equipo sevillista pagó caro desde el principio, a pesar de contar con una nutrida presencia de jugadores titulares en el once inicial, así como la falta de efectividad de cara a portería en los momentos clave. Un problema que terminó solucionando en los instantes finales para conseguir la remontada ante el campeón de la liga de Tanzania.

John Bocco abría el marcador de forma temprana, en el minuto 9, aprovechando una internada en el área de Kagere, que necesitó muy poco para asistir a su compañero y hacer vibrar el Estadio Nacional de Dar es-Salam, que arropó al equipo tanzano desde el primer minuto. Pura alegría de una afición que se dejó llevar por los bailes e incluso llegaron a encender bengalas en el graderío. El segundo tanto se encargaría de firmarlo el propio futbolista ruandés, aprovechando un error de Sergi Gómez, que trataba de ceder al meta Soriano y acabó errando en el pase. Kagere, el más listo de Tanzania hoy, se encargaba de interceptarlo para colocar el segundo gol en el luminoso ante la estupefacción de la defensa sevillista.

Sergio Escudero reduciría distancias en el 24′ con un buen gol de volea que perfilaba a los de Caparrós con la intención de buscar la remontada, pero el gol sabría a poco, ya que el propio Bocco marcaría su segunda diana en el partido que ampliaría la ventaja para el cuadro tanzano poniendo el 3-1 con el que se iría al descanso. El internacional recibía un buen balón en tres cuartos de campo aprovechando la pérdida surgida de un córner a favor del Sevilla, y remató al palo corto abajo en un disparo en el que nada pudo hacer Soriano.

En la segunda mitad, Caparrós movía ficha haciendo varias sustituciones, realizando hasta seis cambios con la intención de intentar darle la vuelta a la mala imagen mostrada por el conjunto sevillista en la primera mitad en Tanzania. Reaccionaría con el gol de Nolito, que aprovecharía la llegada de Bryan Gil por el flanco derecho para cedérsela al de Sanlúcar de Barrameda, que firmaba el 3-2 en Dar es-Salam.

La superioridad del Sevilla en los primeros minutos de la segunda parte fue menguando a medida que el equipo africano siguió creciéndose dentro del campo. No era el día, defensivamente hablando, para el equipo hispalense, que volvía a demostrarlo mediante una acción que no supo despejar Sergi Gómez dentro del área. Clatous Chama perforaba la meta sevillista poniendo el cuarto tanto en una segunda mitad en la que hasta el minuto 61, sólo Bryan Gil aportaba algunos destellos de lucidez del centro del campo hacia arriba. La anécdota curiosa de este tramo de partido la dejó Sergi Gómez, que tuvo que retirarse del terreno de juego aquejado de una dolencia, y que pocos segundos después de su retirada, hizo que Sergio Escudero ingresara nuevamente al césped, que había sido sustituido al inicio de la segunda mitad por Arana.

El Sevilla fue haciéndose, de forma tardía pero efectiva, con las mejores ocasiones del tramo final del partido. Los intentos por parte del cuadro de Caparrós hicieron que las defensas tanzanas terminaran cayendo: Quincy Promes firmaría el penúltimo y el último gol del partido, y Nolito rubricaría el tanto de la victoria, sellando un triunfo que no ocultó las carencias del equipo hispalense en los primeros 65 minutos de partido ante un equipo presuntamente inferior.

Así concluye el único partido amistoso disputado en Tanzania por parte del conjunto sevillista, cerrando una temporada en la que el equipo hispalense ha terminado en la sexta posición en LaLiga Santander, clasificándose para la Liga Europa. La plantilla, que aún no conoce quién será el próximo entrenador ni qué jugadores conformarán la plantilla del año que viene, se va de vacaciones hasta el mes de julio, fecha en la que está prevista que el club de Nervión vuelva de las vacaciones.

Simba SC: Manula, Coulibaly, Hussein, Erasto, Pascal Wawa, Mkude, Chama, Niyonzima. Kagere, Okwi y Bocco.

Sevilla FC: Juan Soriano, Sergi Gómez, Kjaer (Gnagnon, m. 46), Jesús Navas (Bryan Gil, m. 46), Escudero (Arana, m. 46), Roque Mesa (Amadou, m. 46), Banega, Franco Vázquez (Aleix Vidal, m. 46), Promes, Nolito y Ben Yedder (Munir, m. 46).

Árbitro: Elly Sasii.

Goles: 1-0, m. 8: John Bocco. 2-0, m. 14: Kagere. 2-1, m. 24: Escudero. 3-1, m. 32: John Bocco. 3-2, m. 49: Nolito. 4-2, m. 62: Clatous, 4-3, m. 84: Quincy Promes. 4-4, m.89 Quincy Promes. 4-5, m.94 Nolito.