Javi Vázquez lucha por un balón durante el partido (Foto: Manu Gómez)
Javi Vázquez lucha por un balón durante el partido (Foto: Manu Gómez)

Sevilla Atlético – CF Talavera (1-1): A las puertas de un sueño mejor

El filial sevillista no pasó del empate ante el penúltimo tras jugar durante 40 minutos con 10 por la expulsión de Amo

Por  21:27 h.

Lo intentó, contra casi todo, hasta el final. Con cambios, ocasiones y con diez jugadores durante toda la segunda parte. El Sevilla Atlético compartió dos puntos con un Talavera que llegaba de perder tres partidos de forma consecutiva. El filial sevillista soñó, y lo hizo con fuerza, pero no pudo apartar de su sopor todas las rémoras presentadas, obstáculos imparables que le impidieron conseguir la victoria y dormir en uno de los puestos privilegiados de la zona alta tras esta octava jornada de Segunda división B.

Lucho volvía a la portería. Alfonso le había arrebatado la meta al portero colombiano en este arranque de liga, pero se resentía de unas molestias en el aductor que le impedían vestirse de corto. Javi Vázquez y Álex Robles volvían a sus laterales por Chacartegui y el sancionado Javi Pérez; en un once del que salía Pedro Ortiz. Sí estarían Diego García y Pejiño, mientras que Pana esperaría su oportunidad en el banquillo. Más allá del cambio en la portería, sorprendía la ausencia de Juan Berrocal, que al no superar una dolencia en sus costillas no podía competir en este nuevo partido.

Con el parón internacional y sin partido del Sevilla FC, había ganas de ver a los niños del filial en el Jesús Navas. Al Sevilla Atlético que temen desde los puestos más altos de la tabla. Y más tras apear al líder. Pero los jugadores abonados a la gallardía eran conscientes de que hoy venía uno de los rivales, a priori, más flojos de la categoría. Al menos así lo reflejaba su penúltimo puesto. De fútbol no entiende nadie, y, claro, sólo sería un espejismo.

El Sevilla Atlético salió con ganas de dirigir la orquesta. Desde el minuto uno, no dudó en buscar la meta defendida por Barbero con una gran eficacia en la creación de juego ofensivo. Culpa positiva para Juanpe -que celebra su renovación con esta titularidad- y Diego García. El músculo que Mena necesita detrás para ser, de forma libre y concisa, Mena en todo su esplendor.

La primera ocasión la tuvo el filial hispalense. Pejiño, que volvía con una máscara protectora tras su fractura nasal, volvía para vestirse de su disfraz favorito: el de peor pesadilla para el conjunto rival. Apuraba la línea de fondo el barbateño, que lograba sacar un centro que casi conseguía que Juanra colara en su propia portería. Sin llegar aún al minuto diez de partido, y destacando la gran salida de balón del Sevilla Atlético, los cerebros del equipo hilvanaron una jugada que puso el primer “¡Uy!” en la brisa del Jesús Navas. Javi Vázquez percutía por la izquierda, tocaba para Pejiño, que devolvía; y el propio Vázquez cedía a Mena que disparaba alto. Seguía golpeando el filial.

Gallardo animaba desde la banda y le pedía a Pejiño que se internase más en el área. Los deseos del míster eran órdenes para el habilidoso enmascarado, que recibió un fastuoso taconazo -con caño incluido- de Diabate para recibir en la frontal y disparar con la pierna derecha, llegando dicho chut hasta la mismísima cruceta y golpeando en la espalda de Barbero, que hacía que sobrepasara la línea de gol. Pejiño la puso allí donde quiso. Golazo para poner el 1-0 en el partido, de momento, más tranquilo y a la vez engañoso del filial en lo que llevamos de temporada.

Ahora le tocaría recibir. El Talavera se cernía sobre la meta de Lucho. El internacional cafetero evitaría que Reguera pudiese poner las tablas en el marcador con una buena actuación despejando el peligro de su área pequeña. El Sevilla Atlético, que estaba siendo el principal autor del cuadro del encuentro, comenzó a convertirse en su propio enemigo con el paso de los minutos. Un grave error defensivo provocaba que San José tuviera tiempo de rematar a placer un balón que quedaba muerto en el área. Le dio vida al partido el filial hispalense, que veía cómo el empate llegaba al luminoso sin haber presenciado grandes esfuerzos por parte del equipo visitante para conseguirlo.

Movía ficha Fran Alcoy de forma obligada por la lesión de Nandi. Entraba el conocido Sedeño, con pasado sevillista. Y una falta en el borde del área hacía que el filial volviese a encomendarse a Lucho, que aparecía para tristeza del lanzador Gerrit. El de Torremolinos intentó el disparo fuerte al palo largo sin encontrar el gol. Seguía insistiendo el equipo talaverano tratando de noquear al cuadro franjirrojo. Y lo hacía con una jugada que pudo haber cambiado de forma trascendental el partido. Se plantaba sólo Cristian ante Lucho, que salía en su único error para apagar un fuego al que le echaría más gasolina derribando al jugador rival, que se marchaba solo para marcar el segundo. Amarilla para el portero y gracias en una jugada en la que el colegiado pudo haber dejado al Sevilla Atlético con diez futbolistas sobre el campo. Y con un par de tiros a puerta más del Talavera, los jugadores se marchaban al descanso con la igualada. La grada aplaudía al Sevilla Atlético.

Cinco minutos cumplidos de la segunda mitad, Muñoz García decidía dejar al Sevilla Atlético con diez futbolistas. Amo saltaba con todas las de la ley a defender un balón por arriba, que el colegiado extremeño consideró falta digna de la segunda amarilla que mandaba al central sevillista a los vestuarios. Le tocaría recomponerse al filial, al que le tocaba afrontar los 40 minutos restantes sin uno de sus pilares en la zaga.

No sería óbice para que el Sevilla Atlético siguiera intentándolo de todas las maneras para intentar quedarse los tres puntos. Lo hacía en una nueva ocasión mediante las botas de Pejiño, pero Barbero atendía con la mirada cada milímetro que recorría el balón cruzado del jugador sevillista, más allá de las mallas talaveranas. También se quedaría mirando el guardameta visitante el cabezazo de Juanpe, que no lograba ver los tres palos. Se acrecentaba el ánimo de la afición gracias a otra gran jugada entre Diego García y Pejiño, que nuevamente pondría nombre a una oportunidad sevillista que se iba lamiendo el palo. Tampoco llegaría el ansiado segundo tanto en esa acción. Era hora de la impotencia.

Los galones de Genaro, que firmó un partidazo con un despliegue físico imparable, y la lucidez de Juanpe, permitieron que el Sevilla Atlético diera un paso adelante y vertiera todas sus esperanzas sobre la meta del Talavera, que parecía satisfecho con el punto a domicilio. Sólo una falta de Gerrit, que había recibido la primera cartulina en el mediocampo, detenía al creador jerezano del Sevilla Atlético. El respetable del Jesús Navas pedía la expulsión del futbolista en una situación similar a la del expulsado Amo.

Se volcaba nuevamente el Sevilla Atlético. Sonaban palmas al compás en el estadio, pero no había melodía para bailar a su son en los últimos minutos disputados. El último suspiro llegaba con una jugada anulada en la que Diabate intentaba aprovechar una gran asistencia, pero lo hacía en fuera de juego. Momentos de incertidumbre en los últimos instantes de un partido que terminaba cerrándose con tablas para insatisfacción del cuadro hispalense, que aún se pregunta qué es lo que hubiera pasado si Amo hubiese podido competir el resto del partido.

Lejos de pensar en negativo, el cuadro de Gallardo se aferra a un nuevo punto sumado en su feudo, donde le cuesta puntuar más que jugando a domicilio y prosigue su camino sabiendo que el camino de la victoria, contra grandes y presuntos pequeños, pasa por competir, competir y volver a competir. Como ha hecho hoy.

Ficha técnica

Sevilla Atlético: Lucho, Álex Robles, Genaro, Amo, Javi Vázquez; Juanpe, Diego García (Pedro Ortiz m. 79), Pau Miguélez (Chacartegui m. 55), Pejiño (Simo m. 87), Mena y Diabate.

CF Talavera de la Reina: Barbero; Jonxa, Nandi (Sedeño, m. 37), San José, Juanra; Zamorano (Sergio Martínez  m. 82), Reguera, Gerrit, Expósito; Samu Corral y Cristian Fernández.

Goles: 1-0 (m. 16): Pejiño. 1-1 (m. 30 San José).

Árbitro: Muñoz García (Comité Extremeño). Amonestó a Reguera, Amo, Mena, Jonxa, Gerrit, San José. Expulsó a Amo, por doble amarilla (m. 50).

Estadio: Jesús Navas. Ante 824 espectadores.