Ben Yedder se lamenta tras ver cómo Ter Stegen detenía su lanzamiento de penalti (Foto: AFP).
Ben Yedder se lamenta tras ver cómo Ter Stegen detenía su lanzamiento de penalti (Foto: AFP).

Sevilla-Barcelona (1-2): Nunca llegó a creérselo

Sarabia adelantó a los de Nervión, pero Piqué y Dembelé le dieron la vuelta al marcador

Por  0:05 h.
Sevilla
1
Barcelona
2
Vaclik; Mercado (Ben Yedder, m. 84), Kjaer, Sergi Gómez; Navas, Roque, Banega, Escudero; Sarabia (Aleix Vidal, m. 70), Mudo Vázquez y Muriel (André Silva, m. 59)
Ter Stegen, Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba, Rafinha (Rakitic, m. 46), Arthur (Coutinho, m. 52), Busquets, Luis Suárez, Dembélé (Arturo Vidal, m. 85) y Leo Messi
1-0, m. 9: Sarabia. 1-1, m. 41: Piqué. 1-2, m. 78: Dembelé.
Gil Manzano (Comité Extremeño). Amonestó a Busquets, Franco Vázquez, Roque Mesa, Ter Stegen, Lenglet y Aleix Vidal.
No pudo ser. El título de la Supercopa se le escapó al Sevilla, y eso que se le puso de cara casi al comenzar. Pero los de Machín no supieron aprovechar la falta de rodaje de un Barcelona que, medio gas, controló el encuentro y fue capaz de darle la vuelta al gol tempranero de Sarabia. La sensación que queda es que los de Nervión nunca llegaron a creérselo (ni en el penalti de Ben Yedder), nunca se vieron levantando la copa, a pesar de contar con ventaja durante casi toda la primera parte y de pegar dos arreones cuando los de Valverde marcaron sus tantos. Se le escapa al Sevilla una ocasión inmejorable para aumentar su palmarés, aunque sí hay que destacar que esta vez compitió y no hubo ni rastro de lo que pasó en la final de la Copa del Rey.
La final no pudo comenzar mejor para el Sevilla. Y es que, aunque el guion fue el esperado con un Barcelona dominando, los azulgranas no tuvieron profundidad y eso lo aprovechó el cuadro de Nervión para salir a la contra. Y con premio, porque apenas tuvieron que pasar nueve minutos para que los de Pablo Machín se adelantaran en el marcador gracias al tanto con suspense (fue anulado pero el VAR lo dio como  legal) de Pablo Sarabia. Para entonces, y durante toda la primera mitad, el mejor era Luis Muriel, pero de poco sirvió eso cuando el Sevilla dio un paso atrás al verse por delante. Se replegó en demasía y, aunque los de Valverde es cierto que apenas crearon problemas, no optó a aumentar su ventaja.
Aun así, todo hacía indicar que el 1-0 sería el resultado al descanso, ya que sólo Jordi Alba lo intentó varias veces por la izquierda, estando Messi y Luis Suárez muy desaparecidos. Pero todo se torció a cinco minutos del final, cuando Banega cometió una falta al borde del área. Ahí sí apareció Messi para estrellar el balón en el palo, con tan mala suerte que el rechace le quedó en los pies a Piqué, quien no perdonó el 1-1.
No le gustaba a Valverde lo que estaba viendo, de ahí que moviera el banquillo con celeridad. Rafinha ni siquiera volvió a saltar al césped, siendo sustituido por Rakitic, mientras que antes de los diez minutos también salía Coutinho por Arthur. Eso provocó que Pablo Machín no tardara en reaccionar, dando entrada a André Silva por Muriel . Y todo ello mientras no pasaba nada sobre el césped porque ninguno de los dos equipos llegaba con claridad al área rival. Justo después de las sustituciones, sí lo intentó Messi con una falta lejana, pero Vaclik despejó bien, mientras que el que sí estuvo cerca de marcar fue el Sevilla con un remate de Franco Vázquez al larguero. La respuesta del Barcelona fue inmediata, con asistencia de Messi a Dembelé y otra intervención de Vaclik. Aun así, la intensidad siguió siendo la misma, baja, porque el partido podría decantarse por una jugada aislada. Y eso es lo que buscó Machín con el cambio de Aleix Vidal por Sarabia. Pero el guion siguió siendo el mismo hasta que Dembelé, después de una doble intervención de Vaclik, se inventó un golazo ante la pasividad de la defensa del Sevilla. El francés ponía el 1-2 en el minuto 78 y al Sevilla el tocaba remar a contracorriente. Y lo hizo. Dio un paso adelante, comenzó a merodear el área del Barcelona y contó con un penalti para hacer el 2-2 en el minuto 90. Pero Ben Yedder lo tiró muy mal y Ter Stegen lo detuvo casi sin problemas, por lo que el marcador no se movió más y el título se fue para Barcelona.
Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
RT @abcdesevilla: Aunque #Sevillahoy estará en aviso amarillo por precipitaciones hasta las 23 horas, las lluvias más destacadas se darán d… - 48 mins ago