El Grand Stade de Tánger acoge la Supercopa Sevilla-Barcelona (foto: RFEF)
El Grand Stade de Tánger acoge la Supercopa Sevilla-Barcelona (foto: RFEF)

Sevilla-Barcelona: en busca del décimo título del siglo

Otra gran noche para el Sevilla, que peleará hoy en Tánger por la primera Supercopa fuera de nuestras fronteras; el ariete André Silva, en la expedición

Por  5:00 h.
Sevilla
-
Barcelona
-
Sevilla FC: Vaclik; Mercado, Carriço, Gnagnon; Jesús Navas, Roque Mesa, Banega, Escudero; Aleix Vidal, Sarabia y Ben Yedder.
FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Busquets, Rafinha, Arthur; Dembélé, Messi y Luis Suárez.
Árbitro: Del Cerro Grande (Comité Madrileño).
Estadio: Stade Ibn Battouta, en Tánger (Marruecos).

Llegó el día. Otro más en el esplendoroso bucle de finales en el que el Sevilla vive instalado en su glorioso siglo XXI. Los cambios en la entidad y en sus proyectos deportivos son constantes, pero la tradición de estar en una gran cita, prácticamente cada año, permanece inalterable. Y eso, aunque ya se vea como algo normal, es de un mérito tremendo. Atrás quedan las arbitrariedades de la Federación que han llevado esta Supercopa por primera vez al extranjero y a partido único, perjudicando claramente los intereses sevillistas y los de su afición para plegarse ante el gigante catalán y sus porfías. Nada nuevo. Pero hoy todo da igual… por una evidencia palmaria: el Sevilla va a pelear por un título. Sí, otra vez. El club busca en el Estadio de Tánger, a partir de las 22.00 (hora peninsular española), su décimo trofeo del presente siglo. Se dice pronto.

Hay muchas ganas en Nervión de luchar por esta Supercopa. Está muy reciente en el vestuario el varapalo sufrido el pasado 21 abril en la final de la Copa del Rey ante el Barça (0-5) y no son pocos los futbolistas nervionenses que quieren vendetta deportiva. Nunca es fácil, pero la oportunidad es buena. Espera de nuevo el gigante azulgrana, con todas sus estrellas en Tánger, pero poco rodado y ante un Sevilla que acumula ya tres partidos oficiales en sus piernas. El club de Nervión quiere sacarse la espina no sólo de la última cita copera, sino también de las recientes finales disputadas contra un Barcelona que siempre se llevó el gato al agua. El sueño y la referencia a la que agarrarse se sitúan en la recordada Supercopa de Europa de 2006 en Mónaco, en la que los sevillistas se impusieron por un espectacular 0-3 al equipo de los Messi, Xavi, Ronaldinho y compañía. Para muchos, aquel fue el mejor partido del Sevilla en su historia. No está mal como estímulo para la cita marroquí de este domingo estival.

En cuanto al torneo en sí, el equipo hispalense busca hoy su segunda Supercopa de España. La única que luce en sus vitrinas se consiguió en 2007 pasando por encima del Real Madrid, al que le ganó los dos partidos: 1-0 en el Sánchez-Pizjuán y 3-5 en el Santiago Bernabéu. El cuadro de Pablo Machín tiene ante sí en Tánger el reto de conseguir el título número 14 de la entidad en su palmarés (sin contar las 18 Copa de Andalucía). Esta noche se detiene todo. Los debates de la planificación, los fichajes, el rumbo del club, el trabajo de Machín, los análisis de la prensa y del aficionado… todo entra en paréntesis. Los cincos sentidos están puestos en una nueva cita de enjundia, tan complicada como ilusionante, en la que el Sevilla puede tocar plata. Es la decimoctava final del siglo XXI para los de Nervión.

El nuevo técnico de los nervionenses, Pablo Machín, es consciente de la trascendencia de la cita. Prácticamente, la tiene entre ceja y ceja desde que llegó. El Sevilla le ha dado la oportunidad de su carrera y el soriano, de forma inteligente, sabe que arrancar su periplo en Nervión con un título ante el Barça supondría el mayor espaldarazo posible y una inyección tremenda de confianza de cara al proyecto y a la larga temporada que se avecina. Irá a por todas. No tiene dudas. Incluso el pasado jueves, en el partido de la Q3 ante el Zalgiris, reservó a futbolistas importantes como Jesús Navas, Mercado, Kjaer o Roque Mesa, pensando en la cita de esta noche frente al Barça. Machín va al límite en sus retos, aunque ello le haya supuesto complicarse en cierta manera la clasificación europea. Viajan a Tánger todos los futbolistas. Incluido el último refuerzo, el delantero procedente del Milan André Silva, que aterrizó ayer mismo en Sevilla, pasó el reconocimiento médico, firmó los documentos de su cesión y participó incluso en el entrenamiento vespertino del equipo junto a sus nuevos compañeros. Machín no descartó que hoy pueda tener minutos.

Lenglet contra su exequipo

El equipo de Ernesto Valverde, por su parte, busca su decimotercera Supercopa de España. Con la baja de Sergi Roberto por sanción, el entrenador del Barcelona confeccionará un once en el que mezclará a algunos internacionales poco rodados con los hombres que más minutos acumularon en la pretemporada. Ter Stegen se perfila como el meta titular y en la zaga el exsevillista Lenglet podría formar en el eje con Piqué, mientras que los laterales serían para Semedo y Jordi Alba. En el centro del campo, uno de los nuevos, Arthur, probablemente acompañe a Sergio Busquets y Rafinha; y en punta de ataque Valverde plantea un tridente conformado por Messi, Luis Suárez y Dembélé. Sea como fuere, hombres como Malcom o Munir, que han realizado una buena pretemporada, también tienen sus opciones.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 17 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @abcdesevilla: ▶ [EN VÍDEO] Richard Gere ya rueda en el Aljarafe, que se convierte en un pueblo mexicano para una nueva serie de la BBC.… - 3 horas ago