Los jugadores sevillistas celebran uno de sus goles ante el Celta (Foto: EFE).
Los jugadores sevillistas celebran uno de sus goles ante el Celta (Foto: EFE).

Sevilla-Celta: ¡Un equipo de Champions! (2-1)

El equipo de Sampaoli iguala a puntos al Atlético en la tercera posición y marca con el Villarreal, quinto, los ocho puntos de ventaja

Por  22:21 h.
Sevilla
2
Celta de Vigo
1
Sergio Rico, Mariano, Pareja, Lenglet, Escudero, Nzonzi, Iborra, Sarabia (Nasri, m. 63), Ganso (Kranevitter, m. 86), Correa y Jovetic (Ben Yedder, m. 75).
Sergio Álvarez, Hugo Mallo, Cabral, Fontás, Jonny, Wass (Bongonda, m. 80), Jozabed, Hernández, Aspas, Pione Sisto (Beauvue, m. 85) y Guidetti (Roncaglia, m 64).
1-0, m. 49: Correa. 1-1, m. 53: Aspas, de penalti. 2-1, m. 79: Ben Yedder.
Gil Manzano (Comité Extremeño). Amonestó a Sarabia, Hugo Mallo y Cabral. Expulsó a Pablo Hernández en el minuto 56.
Ramón Sánchez-Pizjuán. Asistieron 25.995

Con un ejercicio de pundonor, de creer que se podía, y con la afición apretando hasta el final (habría que ver qué hubiera pasado con Gol Norte en silencio) el Sevilla puso pie y medio en la Champions con los goles de Correa (jugadorazo) y Ben Yedder. Los tres puntos ante el Celta le permiten igualar al Atlético, tercero clasificado, y, lo que es más importante, dejar al Villareal, quinto, a ocho puntos cuando tan sólo quedan por disputarse doce.

Pronto se vio que el partido iba a ser de poder a poder. El entrenador del Celta, Berizzo, con unas semifinales de la Europa League ante el Manchester United en el horizonte, puso en Nervión lo mejor que tenía para que su cuadro no perdiera el ritmo competitivo y, sin presión alguna, sus pupilos le respondieron creándole algunos problemas al Sevilla en el centro del campo. Era la carta de presentación del equipo gallego en el Sánchez-Pizjuán. Los del Celta mordieron desde el principio. Sin embargo, las ocasiones más claras serían para un Sevilla que funcionaba a ramalazos y con algunos chispazos con Iborra como referente. Hasta dos oportunidades tendría el capitán para adelantar a su equipo en los primeros 20 minutos. En la primera, disparó casi sin ángulo y a punto estuvo de sorprender a Sergio Álvarez, y en la segunda, su remate de cabeza se fue al palo.

El partido estaba extraño, sobre todo, para los intereses del Sevilla, mientras que el Celta, sin apenas nada, llegaba con cierta facilidad a la meta de Sergio Rico. En una de ellas, casi al final del partido, Iborra tocaría el balón con la mano dentro del área a disparo de Pione Sisto ante la desesperación de un Berizzo que poco le faltó para entrar al terreno de juego.

En la segunda parte, en apenas unos minutos, llegaron los goles. El primero, en una jugada espectacular de Correa que definió disparando a la escuadra, y apenas unos minutos después, el del Celta, en un penalti discutido de Lenglet a Guidetti que marcaría Aspas. Del 49, momento en el que se adelantó el Sevilla, y hasta el 54, en el que empató el Celta, se removieron más emociones que en toda la primera parte. Para más inri, apenas unos instantes después, el colegiado expulsaría a Pablo Hernández por doble amarilla. Minuto 56. Y todo por decidirse.

El duelo entró entonces en una etapa de mucha intensidad, con numerosas faltas de los jugadores del Celta, y con el Sevilla buscando el segundo gol. La afición apretaba. Sampaoli movió fichas metiendo a Nasri por Sarabia. El equipo gallego se escondió y todo miraba a Gol Sur, donde defendía el Celta defendía. Escudero, en el 69, tiraría al larguero tras una buena jugada de Correa. Todo era frenético. Nasri también se apuntaría al larguero en un remate imponente desde fuera del área en el 74. El acoso no se traducía en derribo y el entrenador sevillista, tratando de abrir la lata de nuevo, le daría minutos a Ben Yedder (entró por Jovetic). Había que jugársela a la desesperada. Como en otras ocasiones esta temporada en las que el equipo sevillista encontraba el premio final ya casi sin aliento. De esta manera, apretando y apretando, sería el delantero francés, el que estaba más fresco, levantaría al Sánchez-Pizjuán con un gol de delantero listo. Dentro del área pequeña, se adelantó a los defensas y la colocó imposible para Sergio Álvarez justo cuando más lo necesitaba. Entraba el partido en la recta final y el Sevilla hacía los deberes, el ejercicio de un equipo de Champions, un conjunto que sueña ahora con la tercera plaza…

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (Jefe de Deportes de ABC Sevilla). Profesor/Doctor en Comunicación (Universidad Loyola). #ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
@daviddmelero @NervioneoSFC @Bonoyass Gracias a ti, David - 5 horas ago