mano-eibar

Sevilla – Eibar: El penalti por manos de Burgos que Mateu no quiso ver

En el tramo final de la primera parte

Por  23:06 h.

Corría el tramo final de la primera parte del encuentro entre el Sevilla y el Eibar cuando un balón colgado en un córner impactó en el brazo de Burgos, defensa del equipo vasco, y los jugadores del Sevilla pidieron penalti. Mateu Lahoz, colegiado del encuentro, señalaba que no había pena máxima y, tras consultar brevemente con la sala del VAR, se reafirmaba en su decisión para sorpresa de los futbolistas del Sevilla.

Y es que el balón dio en el brazo derecho de Burgos, que aunque inicialmente lo tenía pegado al cuerpo se despegó en el momento del impacto. El futbolista estaba en el área pequeña y con este gesto, además, impidió una acción de gol.

Los jugadores del Sevilla protestaron pero no tuvieron éxito en sus reclamaciones ante Mateu Lahoz, que tras hablar con Estrada Fernández, el árbitro de VAR, consideraba que la acción había sido involuntaria.

Pocos minutos después fue Ocampos el que protestó ante Mateu Lahoz cuando fue derribado en el área por Paulo Olivera tras una carrera del argentino, que se marchaba por velocidad, pero Mateu Lahoz tampoco interpretó que fuera pena máxima.